Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

0

Calle Conde Negro

Publicado el martes, 6 de enero de 2009 -



Cuando era un niño, me dijeron que la calle Conde Negro de Sevilla se llamaba así porque allí vivió un Conde que era negro.

Era una verdad a medias, la calle se llama así en memoria de Juan de Valladolid, negro portero de Cámara de los Reyes Católicos, quienes le dieron el título de Mayoral de los Negros de Sevilla en el año 1475. Ejercía como Juez para la comunidad de negros y mulatos de Sevilla, ya fueran esclavos o libres, y también mediaba entre estos y sus “amos”.

En aquel tiempo la comunidad de negros en Sevilla era de las mayores de Europa, un 7% de población. Según un censo realizado por funcionarios eclesiásticos en 1565, había 6.327.

Luis de Peraza decía a principios del siglo XVI: "Hay infinita multitud de negras y negros de todas las partes de Etiopía y Guinea, de los cuales nos servimos en Sevilla y son traídos por la vía de Portugal".

Fueron tan numerosos que un contemporáneo decía que sus habitantes (refiriéndose a Sevilla) "se parecían a los trebejos del ajedrez: tantos prietos -negros- como blancos". También es curioso este comentario de Diego Ortiz de Zúñiga: "Eran en Sevilla tratados los negros con gran benignidad desde los tiempos de don Henrique Tercero, permitiéndoles juntarse a sus bailes y fiestas en los días feriados, con que acudían gustosos al trabajo y toleraban mejor el cautiverio".

A veces, sus amos sólo concertaban con ellos una cantidad diaria por su trabajo, dejándoles en libertad para ganar el dinero como pudieran y ahorrar el necesario para comprar su libertad por la llamada "carta de ahorría". Precisamente la palabra ahorrar (liberar) viene de esa raíz.

Estaban muy organizados y tenían asociaciones, cofradías, etc. Hasta hoy nos ha llegado la Hermandad de los Negritos, que es la segunda más antigua de Sevilla, y que hasta mediados del siglo XIX solo admitía a negros y mulatos.


Los negros y mulatos de Sevilla, fueron desapareciendo por diversas causas, entre ellas una muy curiosa es que sus amos los mandaban a America como agentes comerciales de ellos, lo cual les reportaba un estatus económico superior y la libertad.


Si te ha gustado esta curiosa faceta de Sevilla, te recomiendo que leas este enlace de donde he sacado la mayoría de la información que aquí expongo.

0 comentarios, introduce el tuyo :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.