Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

0

Excentricidades ajedrecísticas

Publicado el domingo, 4 de enero de 2009 -



En general, se tiene a los jugadores de ajedrez por unas personas sesudas, calculadoras y muy centradas, pero no es oro todo lo que reluce.

Aquí te dejo unas cuantas excentricidades y locuras ajedrecísticas:


Nimzowitsch

El médico le recomendó que hiciera ejercicio y a partir de entonces, cuando no le tocaba mover las piezas, se iba a un rincón de la sala para hacer gimnasia. Dejaba boquiabiertos a los espectadores, cuando durante las partidas hacía el pino.


En 1978 durante el 28 Campeonato del mundo entre Karpov y Korchnoi.

Se tuvo que poner un tablón separador debajo de la mesa porque Korchnoi y Karpov se daban patadas por debajo de ella.

Akiba Rubinstein

Tuvo ataques de timidez patológica. Cuando realizaba un movimiento, se levantaba y se escondía en un rincón de la sala a esperar la replica del adversario.


Carlos Torre

En 1911 viajando en autobús en Nueva York, se quitó la ropa quedándose completamente desnudo.
Le gustaban mucho los helados de piña y se comía (cuando podía, digo yo) de 10 a 15 al día.


Alekhine

Se presentó a una exhibición con tal borrachera, que tuvo que suspenderse debido a que se orinaba en el piso.
Solía enfadarse tanto cuando perdía que lanzaba furioso el rey a la otra punta de la sala.
Tenía dos gatos, "Lobeidah" y "Chess", que en ocasiones se llevaba a los torneos.


Mihail Tahl

Estaba aquejado de múltiples enfermedades, y de él decía Spassky: "Tiene una salud de hierro. Cualquier otro con tantas enfermedades, ya estaría muerto"
A pesar de su mala salud, solía beber mucho. En un banquete durante el torneo de Reykjavik de 1988 cogió tal borrachera que perdió el sentido. Korchnoi y Spassky lo llevaron al Hotel, donde el portero quedó atónito cuando le dijeron que había tenido que pensar tan profundamente que se había desmayado.


Giovanni Leonardo da Cutri "Il Puttino"

Considerado en su época como Campeón Mundial, fue envenenado en 1587 por rivales celosos.


Vassily Ivanchuk

En una ocasión comenzó a golpearse violentamente la cabeza contra una pared tras haber cometido un error.
En Linares, mientras paseaba por el escenario, se acercó a la mesa del árbitro y pulsó el timbre con el que daban comienzo las partidas, dando un susto a todos los presentes.
En Sevilla, mientras paseaba, llegó a desmayarse porque un perro le ladró tras unas rejas.
En la ceremonia de clausura de Linares 1989 se puso a cantar a gritos.
Su carácter amable y el que todos saben que no lo hace a mala fe, le ha librado de más de una sanción.

Bueno, como ves, en todos los sitios se cuecen habas. Además todos los jugadores relacionados son mitos del ajedrez

La mayoría de estas anécdotas están sacadas de la página de Ajedrez Espectacular.

0 comentarios, introduce el tuyo :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.