Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

0

Trasgu

Publicado el domingo, 25 de enero de 2009 -



Por razones de trabajo, he vivido durante largas temporadas en Asturias, concretamente en Gijón, y me gustó tanto que algunos compañeros me llaman cuando la visitan y me dicen: ”Antonio, estoy en tu tierra”, a pesar de que soy andaluz.

Asturias es muy bonita paisajísticamente hablando, tiene una gastronomía exquisita, la sidra está para “romperse la camisa”, pero tiene una cosa aun mejor…. su gente.

Los asturianos, en general, son unas personas amables, sencillas, nobles y con unas costumbres y tradiciones muy peculiares.

Hoy quiero hablaros un poquito del “Trasgu” que es un duende casero y a mi forma de ver muy simpático. Se dedica tanto a ordenar las cosas como a desordenarlas, según su estado de ánimo. No es de extrañar oír a un asturiano decir:”parece que por aquí ha pasado un Trasgu” cuando algo se encuentra patas arriba.

El Trasgu tiene un agujero en la mano (buracu, diría mi amigo Nacho), y por ello cuando uno quiere deshacerse de su compañía, se esparce por el suelo mijo o cualquier otro tipo de grano con objeto de que al cogerlo se le escape por el agujero y como es muy soberbio desaparece protestando al ver que no puede realizar el trabajo, para ordenar o desordenar la casa.

Es muy curioso que durante los siglos XVI y XVII la iglesia admitía la existencias de duendes, llegando el famoso Antonio de Torquemada (No confundir con Tomás de Torquemada, inquisidor español) a decir del Trasgu:

" los trasgos no son otra cosa que unos demonios más familiares y domésticos que los otros [...] y así parece que algunos no salen de algunas casas, como si las tuviesen por sus propias moradas, y se dan a sentir en ellas, con algunos estruenos y regocijos, y con muchas burlas, sin hacer daño ninguno: que aunque yo no daré testimonio de haberlo visto, he oído decir a muchas personas de crédito que los oyen tañer con guitarras, y con cascabeles, y que muchas veces responden a los que llaman, y hablan con algunas señales y risas, y golpes ".

Trasgu, es la forma de escribir y pronunciar por los asturianos el mismo duende que en otras regiones de España se denomina Trasgo.

0 comentarios, introduce el tuyo :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.