Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

0

Abebe Bikila

Publicado el jueves, 27 de agosto de 2009 -
bikila

En la salida de la maratón de la Olimpiada de Roma, (1960), se presentó descalzo un corredor etíope que era un desconocido fuera del continente Africano, donde si había ganado bastantes pruebas. No tenía previsto correr descalzo, pero unos problemas con las zapatillas que tenía que usar, con las que no se encontraba cómodo, le hicieron optar por correr como entrenaba, descalzo.

Nunca antes un atleta africano había ganado una medalla de oro en las Olimpiadas y aquel corredor descalzo parecía algo folklórico y no un aspirante a ganar la prueba. Bastaron unos kilómetros para que Abebe Bikila impusiera su ley, proclamándose, al final,  vencedor con un tiempo de 2h 15m 16s, estableciendo una nueva plusmarca mundial y convirtiéndose en un héroe admirado no solo en su país, sino en todo el mundo.

Posteriormente Abebe Bikila volvió a conquistar el oro en la Olimpiada de Tokio (1964) estableciendo una nueva marca mundial con 2h 12m 11s, (seis semanas antes había sido operado de una apendicitis).

En Méjico (1968) tuvo que retirarse a los 17 Km. según unos por problemas en una rodilla, y según otros por problemas de adaptación a la altitud.

Abebe tuvo un final bastante triste, en Marzo de 1969 sufrió un accidente de trafico, cerca de Addis Abeba, tras tratar de esquivar a un grupo de estudiantes, perdió el control del coche que conducía chocando y siendo despedido fuera del vehículo. Quedó paralítico de cintura para abajo, circunstancia que soportó durante cuatro años, hasta que el 25 de octubre de 1973 falleció de un derrame cerebral provocado por secuelas del mismo accidente.

Abebe Bikila estará siempre en la memoria de las Olimpiadas como "El Dios de los pies descalzos".



0 comentarios, introduce el tuyo :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.