Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

0

Emilia Basil

Publicado el sábado, 29 de agosto de 2009 -
empanadas-arabes
Empanadas árabes

Emilia Basil emigró a Argentina en la década de 1940. Había nacido en el Líbano en 1911 y, a su llegada a Argentina, encontró trabajo en un matadero despiezando animales ya que poseía una gran fortaleza física. Después de varios años en el país se casó y, alentada por su marido, abrió un restaurante en Buenos Aires llamado Yamile.

En el mismo edificio del restaurante vivía el casero, de quien en un principio se convirtió en su amante, pero cuando quiso cortar la relación no dejaba de acosarle, llegando incluso a tratar de chantajearla,  por lo que decidió matarlo, cosa que hizo valiéndose de una cuerda.

Una vez cometido el crimen, se encontró con un cadáver del que tenía que deshacerse, siendo difícil el hallar un modo eficaz de hacerlo sin levantar sospechas. Así que recurrió a su experiencia, y troceó el cuerpo como si aun estuviera trabajando en el matadero, llevó en una palangana los trozos a la cocina, donde empezó a cocinar la carne con la que hizo platos que solía servir en su restaurante. Empanadas árabes, salpicón de carne, etc. fueron llegando a las fuentes y platos de su local condimentados adecuadamente para que nadie notara algún sabor extraño en ellos.

Como buena cocinera, se encontró con ciertas partes que debía desechar, entre ellas estaba el torso, que decidió meterlo en la parte inferior de una caja de verduras y cubrirlo con desechos y basura corriente. Pero no contó con un detalle importante, los basureros porteños no cargan con objetos pesados, y la caja permaneció varios días sin ser retirada provocando unos malos olores que atrajeron la atención de vecinos y posteriormente de la policía.

En un registro realizado por la policía encontraron otra parte del cuerpo que aun conservaba hervida y envuelta para deshacerse de ella posteriormente, la cabeza... Del salpicón y las empanadas apenas si quedaban existencias.

Emilia reconoció los hechos y fue condenada a prisión, donde permaneció hasta 1979, que salió en libertad condicional tras cumplir dos tercios de su condena.

Esta historia ocupó las primeras páginas de la prensa en su día, y posteriormente Marisa Grinstein recogió la historia en su libro "Mujeres asesinas" que dio lugar a una exitosa serie de TV.  Pica en este enlace si quieres ver el final del capítulo Emília Basil Cocinera, aunque tengo que avisarte que es algo desagradable.

0 comentarios, introduce el tuyo :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.