Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

2

El Bálsamo de Fierabrás.

Publicado el domingo, 13 de septiembre de 2009 -
Rolandandferragut

Según la Wikipedia: "Fierabrás, ( del francés: a bras fier, "brazo fiero" ), es un caballero sarraceno, de gigantesca estatura que figura en varios cantares de gesta franceses. Es hijo del almirante Balán, rey de Al-Ándalus y mantiene constantes disputas con Rolando y los doce paladines, especialmente Oliveros, con quien rivaliza en proezas, pero tras ser derrotado por éste, se convierte al cristianismo y en su inseparable amigo, y lucha en las filas de Carlomagno.
El bálsamo de Fierabrás es una poción mágica capaz de curar todas las dolencias del cuerpo humano que forma parte de las leyendas del ciclo carolingio. Según la leyenda épica, cuando el rey Balán y su hijo Fierabrás, (Brazo-Fiero), conquistaron Roma, robaron en dos barriles los restos del bálsamo con que fue embalsamado el cuerpo de Jesucristo, que tenía el poder de curar las heridas a quien lo bebía."


 Gustavo_Dore_Quijote

En "El Quijote" aparece el bálsamo de Fierabrás en diferentes capítulos.  Fíjate los poderes que Don Quijote le atribuye:

Capítulo X: "Cuando vieres que en alguna batalla me han partido por medio del cuerpo, como muchas veces suele acontecer, bonitamente la parte del cuerpo que hubiere caído en el suelo, y con mucha sotileza, antes que la sangre se yele, la pondrás sobre la otra mitad que quedare en la silla, advirtiendo de encajallo igualmente y al justo. Luego me darás a beber solos dos tragos del bálsamo que he dicho, y verásme quedar más sano que una manzana".

Sancho recuerda este bálsamo en el capítulo XV después de la paliza que le propinan los yangüeses, pero muy cómicamente confunde "Fierabrás" con "feo Blas".

Capítulo XV: "Querría si fuese posible, respondió Sancho Panza, que vuestra merced me diese dos tragos de aquella bebida del feo Blas, si es que la tiene vuestra merced ahí a mano, quizá será de provecho para los quebrantamientos de huesos, como lo es para las feridas".

Don Quijote dice conocer la receta, (de la cual ha desaparecido el bálsamo con el que ungieron a Jesucristo), y la fórmula es esta:

Capítulo XVII: "procura que se me dé un poco de aceite, vino, sal, y romero, para hacer el salutífero bálsamo [...] con los cuales hizo un compuesto, mezclándolos todos y cociéndolos un buen espacio, hasta que le pareció que estaban en su punto [...] Y luego dijo sobre la alcuza más de ochenta Pater nostres, y otras tantas Ave Marías, salves, y credos, y a cada palabra acompañaba una cruz, a modo de bendición"

Dice que a cada palabra acompañaba una cruz a modo de bendición, y no a cada oración (80 padrenuestros, 80 avemarías, 80 salves y 80 credos) con lo que en la realización del bálsamo tuvo que hacer más de de veinte mil cruces sobre la aceitera.

Cuando se lo toman, a Don Quijote le produce unos grandes vómitos y a Sancho le produce un efecto laxante tan fuerte que según se dice en el mismo capítulo XVII: "comenzó el pobre escudero a desaguarse por entrambas canales, con tanta priesa, que la estera de enea sobre quien se había vuelto a echar, ni la manta de anjeo con que se cubría, fueron más de provecho."

Este bálsamo aparece varias veces más en El Quijote, pero he seleccionado estas referencias ya que expresan mejor que ningunas su composición y efectos.

2 comentarios :

  1. vaya crack este cervantes, que ingenio tenia

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo, era un crack. Y no sabes como me gusta que se use ese calificativo, ya que eso indica que todavía está de actualidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.