Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

8

Carros y carretas

Publicado el jueves, 8 de octubre de 2009 -
Ya solo quedan en Sevilla los coches de caballo de los turistas, pero hubo un tiempo en que por nuestras calles transitaban a diario infinidad de carros y coches de caballo.

Mi suegra, cuando aparta algún objeto para tirarlo, sigue diciendo: "Esto es para el carro de la basura". También recuerdo, de mi infancia, el carro del lechero, el carro de la cerveza Cruzcampo, los carros de los polveros que repartían por las obras el material de construcción. etc.  Algunos de ellos estaban tirados por caballos percherones que a mi me parecían del tamaño de los elefantes.

buje_rueda

Los bujes de los carros (pieza que se coloca en el eje de las ruedas para protegerlas del roce) causaban grandes daños en las fachadas de las casas cuando se rozaban con ellas. Por lo tanto había que protegerlas para evitar desperfectos.

muelas_fachada

En las fachadas de las casas del centro de Sevilla, puede todavía verse el material que se usaba para protegerlas, como son las ruedas de molinos.

marmolillos

En las esquinas se colocaban "marmolillos" y columnas que procedían del material recuperado de los derribos.

asas

También es normal ver material de fundición, como chapas de hierro o unas barras que se colocaban a la altura de los ejes y que parecían asas.

Recuerdo que una vez le pregunté a mi padre para que servían aquellas asas y él, con el buen sentido del humor que le caracterizaba, me dijo: "Para que se agarren los borrachos y no se caigan al suelo cuando van por la noche de recogida a sus casas". Explicación que yo he seguido dándole a mis hijos para, después de reírnos, contarles su verdadera utilidad.

Calle_San_Agustin

Paseando por la calle San Agustín de Segovia, me he encontrado con una solución diferente al mismo problema. Se trata de hacer un rebaje en la fachada con objeto de que cuando se acerque la rueda, el eje no llegue a tocarla. Coincidió que llevaba la cámara encima y me agaché para hacerle una foto. Mi acompañante me dijo: "¿Cómo es que le haces una foto a una pared tan fea?", a lo que le respondí: " Porque me está hablando… me está contando una historia de carros y carretas".

8 comentarios :

  1. Voy a hacer un comentario, pero por partes:

    Me he estado fijando en las ruedas de molino y si son para evitar que los bujes de los carros provoquen daños en las fachadas ¿dichas ruedas no deberían ser tangentes? Por lo que veo en la foto, si unimos las ruedas de molinos por el centro, que es por donde creo que pasan los bujes, entre rueda y rueda (de molino) hay parte de la fachada que seguiría resultando dañada.

    En el centro de Cádiz todavía quedan algunas esquinas protegidas con columnas de "marmolillos". Siempre me había preguntado por qué estaban ahí. Da la sensación de que no son columnas cerradas, es decir, que no forman un cilindro cerrado (por decirlo de alguna forma).

    Con las barras veo el mismo problema que con las ruedas de molinos. Entre barra y barra puede sufrir desperfectos la fachada. ¡y yo que pensaba que estaban ahí para que las viejecitas se pudieran agarrar y no se cayesen al suelo! ;-P

    En Cádiz ya no queda ni un solo coche de caballo para los turistas. Cuando me quise dar cuenta, habían desaparecido.

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente la protección total es muy difícil, pero tanto las muelas de molino como las barras, tienen una función doble. Por una parte protegen y por otra parte disuaden al carro de arrimarse.
    En definitiva, el carrero tiene más cuidado, ya que si choca con una de las barras o la rueda de molino, quien se hace el mayor daño es el carro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Antonio Ramón dice:
    En El Puerto todavia existen (por suerte) carros, no como los de la basura o los de las calerias, que llevaban los materiales a las obras, los hay de pariculares para oasear a sus hijos y amigos, hoy por cierto adelanté uno llendo al Carrefou, tambien los hay para los turistas y por supuestos los de las caballerizas de Terry, con sus puras sangre.
    Marmolillos tambien tenemos, no solo los torpes sino los que se ponian en las esquinas, a pesar de estar en calles bastante anchas, los hay incluso que en sus tiempos eran cañones.

    ResponderEliminar
  4. Hola Antonio Ramón:

    Si no hubieran "coches de caballo", en el Puerto de Santa María, no los habría en ninguna parte del mundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que la pared que te hablaba te engaño un poco. Si no me equivoco y por lo que he visto en otros lugares, no es que se haga el entrante en la pared para protegerla del roce de los bujes, sino que ese rebaje esta producido precisamente por ese roce de los carros al pasar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola! genial entrada, enhorabuena.

    En la calle aire hay fachadas con las ruedas de molino, pero me gustaría saber en qué calles puedo encontrar esas asas de metal de las que su padre decía que se sujetan los borrachos ;-)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Yo que soy de Segovia me acabas de descubrir una cosa que yo no habia caido, y encima que por esa calle paso miles de veces, y soy un enamorado de los carros, de ahora en adelante me acordaré de los carros cuando pase por esa calle estrecha.Aún se conservan en las esquinas de muchos pueblos de Segovia esa piedra de protección del edificio, aquí se llaman "guardacantón"

    ResponderEliminar
  8. hola antonio el tema de las botarruedas es muy interesante, yo estos dias, temprano para evitar el calor, estoy paseando por calles como aire, fabiola, ximenez de enciso o abades entre otras que las tienen en sus fachadas. saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.