Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

2

El Espíritu de la Navidad.

Publicado el sábado, 2 de enero de 2010 -
christmas-truce-1

Durante la Primera Guerra Mundial, las vísperas del 25 de Diciembre de 1914, tuvo lugar el hecho mas inesperado y sorprendente ocurrido en una contienda bélica.

Aquella Nochebuena, los soldados alemanes, adornaron las trincheras del frente occidental con motivos navideños, que habían sido enviados para levantar el ánimo de las tropas, y comenzaron a cantar villancicos ante la sorpresa de los soldados ingleses quienes, contagiados del "Espíritu Navideño", respondieron cantando villancicos en inglés. El ambiente comenzó a subir de tono, hasta el punto de que los soldados salieron de sus trincheras intercambiando regalos con las líneas enemigas y permitiendo la retirada de los cadáveres de soldados, que se encontraban en tierra de nadie, para darles sepultura.
Incluso se oficiaron rezos, de los que formaron parte ambos bandos.

christmas-truce-2

En algunos lugares del frente, la tregua, solo duró esa noche, pero en otros se prolongó hasta Año Nuevo y hay quien afirma que en algunos sectores llegó hasta el mes de febrero.
Cuando las autoridades de ambos bandos tuvieron conocimiento del hecho, procedieron a censurar la noticia en los periódicos y a intervenir la correspondencia de las tropas. Así mismo tomaron represalias sobre los principales implicados. Los comandantes británicos John French y Sir Horace Smith-Dorrien juraron que una tregua así nunca volvería a permitirse.

christmas-truce-3

Sin embargo, aquella Nochebuena de 1914 "El Espíritu de la Navidad" detuvo, aunque solo fuera temporalmente, una guerra.

2 comentarios :

  1. Eso pasa ahora ambien, en estas fechas te felicitan y te desean lo mejor y al dia siguiente te volveran a clavar cuchillos por la espalda.
    Antonio Ramón

    ResponderEliminar
  2. Bueno, Antonio, no todo el mundo es igual.
    Se conoce que hoy has tenido un mal día.
    FELIZ AÑO NUEVO. Los cuchillos los dejamos para el jamón.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.