Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

4

Superstición y genética.

Publicado el martes, 6 de julio de 2010 -
gato_negro
¿Podríamos estar programados para ser supersticiosos? ¿Es la superstición una cuestión genética?.
Los investigadores Kevin Foster, de la Universidad de Harvard y la doctora Hanna Kokko, de la Universidad de Helsinki, piensan que si. Según sus estudios, publicados en la revista Proceedings of Royal Society, han llegado a la conclusión de que las supersticiones nos han ayudado a ser cautelosos y precavidos.

Un ruido de ramas que se mueven pudo haber asustado a un hombre primitivo y haberlo hecho correr, pensando que era un fantasma o un ser sobrenatural que le acechaba. Sin embargo, este ruido, también podría haber precedido al ataque de un depredador y la carrera le habría salvado la vida. Si hubiera asumido que el ruido lo produjo el viento, y estaba equivocado, hubiera muerto. El hombre actual tiene los genes de quienes corrieron.
Según los investigadores:  "la situación en la que una superstición es adaptativa, o sea buena para la supervivencia, es cuando los costos de creer en una superstición son menores que los costos de perderse la asociación real."
No pasar por debajo de una escalera, previene que no te caiga un objeto de quien trabaja arriba. Creer que un amuleto protege, aporta seguridad, etc. Evidentemente, existen muchas supersticiones que no aportan ningún beneficio a quienes las siguen, pero los costos de seguirlas no son altos.
De todas formas, Foster, nos dice: “yo creo que en la vida moderna, la tendencia general a creer en cosas para las que no tenemos evidencia científica es menos beneficiosa de lo que era”.

Fuentes:  Quo,  FogonazosEspacio Cienciauy.press.

4 comentarios :

  1. Otra interesante entrada de las tuyas, Antonio, que hace reflexionar.
    Creo que, sin caer en la obsesión, un poco de superstición es buena cosa. El ejemplo de la escalera no puede ser más claro. El primero, el de la carrera, me ha traído a la memoria mis lecturas sobre el estrés. También se cita a ese salir corriendo para escapar como una reacción de estrés.
    Y, como la superstición, un poco de estrés es bueno. Lo malo es cuando, cualquiera de ellos, nos sobrepasa.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Francisco:

    A veces es bueno tener un poco de superstición y como ejemplo voy a contarte un chiste sobre un ladrón supersticioso:

    Dos rateros están robando en un apartamento, cuando de pronto oyen la sirena de la policía:
    -Maldición, la policía. ¡Salta rápido por la ventana!
    -¿Cómo que salte? Estamos en el piso 13.
    -No empieces con tus supersticiones, ¡Salta idiota!.

    Un saludo Francisco.

    ResponderEliminar
  3. No soy supersticioso. Y me parece tan curioso que haya gente que aún lo sea...

    Quizás yo no lo sea por despistado: no podría acordarme de todas las "chorraditas" esas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. El sexo es lo mejor

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.