Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

6

La Piedra Llorosa.

Publicado el domingo, 19 de septiembre de 2010 -
piedra_llorosa_1

En Sevilla, al final de la calle Alfonso XII y delante del que fuera Convento de San Laureano, se encuentra una piedra que, afortunadamente, ha sido conservada tras las restauraciones que sufrió la zona hace unos años.


piedra_llorosa_2

Esta piedra forma parte de un lamentable suceso ocurrido en Sevilla en el año 1857. En aquel año España estaba inmersa en la primera guerra Carlista y, por Europa, corrían aires liberales que contagiaron a la juventud sevillana. El día 29 de Junio salieron de Sevilla un centenar de jóvenes capitaneados por el coronel retirado Don Joaquín Serra, y por el letrado Don Cayetano Morales. Pretendían transformar la sociedad con sus ideales de libertad y para ello se echaron al campo camino de Ronda. La mayoría eran menores de 20 años, algunos niños, y sin ningún tipo de preparación militar. Fueron interceptados en Benaoján, por las tropas que le salieron al encuentro, causándoles 25 muertos y haciendo prisioneros a 24 de los muchachos, sin que ellos causaran ni una sola baja a los soldados. El resto de la partida fue detenida dos días después en los alrededores, desfallecidos, ya que no supieron ingeniárselas para sobrevivir o escapar.
En Sevilla les esperaba una durísima represión encabezada por Manuel Lassala y Solera, nombrado por el gabinete de Narváez y Nocedal para dar un fuerte escarmiento.
La mañana del 11 de Julio de 1857 fueron sacados de San Laureano, donde estaban detenidos, para fusilarlos en el vecino Campo de Marte, (la actual Plaza de Armas). Los muchachos no podían creérselo y sus familiares tampoco. El oficial encargado de la ejecución tuvo que apartar a uno de ellos, al percatarse de que era un niño.
Al acto acudió el Teniente de Alcalde, Don Juan José García de Vinuesa, que por entonces era el alcalde interino, tratando de impedirlo por todos los medios, cosa que no logró.
Su desolación fue tan grade que al llegar a la altura de la piedra, se sentó en ella y se echó a llorar, repitiendo incesantemente: “¡Pobre ciudad, pobre ciudad!”

piedra_llorosa_3

La inscripción que figura sobre la piedra, descubierta por el Alcalde Don Alfredo Sánchez Monteseirín, (según leo en ADN), el día del 150 aniversario del luctuoso suceso, dice lo siguiente:
“Según la tradición popular, sobre este sillar, llamado desde entonces La Piedra Llorosa, se sentó a llorar amargamente el 11 de julio de 1857, el entonces alcalde de la ciudad al contemplar, tras tratar de impedirlo sin éxito, el fusilamiento de 82 jóvenes de Sevilla en la vecina Plaza de Armas de El Campo de Marte.
El Ayuntamiento de Sevilla dedica este recuerdo en memoria de la cívica actitud ejemplar de aquel alcalde y como recordación futura contra la pena de muerte.
Sevilla 1857-2008”
Llegados a este punto, me gustaría hacer notar que la inscripción tiene faltas de ortografía, (pone comtemplar en lugar de contemplar) cosa que no tengo autoridad para denunciar ya que yo también cometo muchas, pero es necesario resaltar que no nombra al protagonista de la historia, (García de Vinuesa), cosa imperdonable, teniendo en cuenta que cuando él, (el Sr. Monteseirín), inaugura cualquier “chiringuito” su nombre aparece bien clarito y resaltado. ¡Quizás, ni siquiera, haya leído la inscripción! Es mucho trabajo para un político.

Fuente: “TRADICIONES Y LEYENDAS SEVILLANAS” de D. José María de Mena. ISBN 978-84-01-37984-0

6 comentarios :

  1. Increible... me has dejado sin palabras.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Landahlauts:

    Este es uno más de los episodios de la "España profunda".
    Espero que algún día aprendamos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Otro episodio negro de nuestro pais. No recuerdo la primera guerra carlista, pero si recuerdo que en aquellas épocas, si no callabas y mostrabas tus discrepancias con el poder eras hombre muerto.

    Antonio, como tu eres más dialogante que los de esta guerra, he de discrepar contigo en un tema: todo ciudadano de este país con derecho a voto, tu y yo lo somos, cualquier cosa que nos parezca inadecuada o un error, por simple o tonta que nos pueda parecer, tenemos derecho a denunciarlo. Por ésto te comento que podrías ir al ayuntamiento de Sevilla e informar al concejal correpondiente (supongo que será en urbanismo), vía escrito, sobre la falta ortográfica que has observado en la placa. Otra cosa es que sería mucho mayor la molestia que te tomarías tú que la que se tomaría el concejal de turno. Usando tu propias palabras, demasiado trabajo para un concejal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Contra la pena de muerte? ¿El que ha escrito la placa sabe lo que ocurrió?

    Fueron ejecutados en el Campo de Marte, pero muy cerca de Puerta de Triana, lo que debe especificarse. Y lo que se debate de ese acontecimiento es la TIRANÍA, no la pena de muerte.

    Sería conmemorativa de la lucha contra la pena de muerte si se hubiera llevado a cabo algún tipo de proceso judicial en base a delitos muy graves, cosa que no ocurrió. Aquello fue una ejecución sumaria repugnante de adolescentes.

    Y lo de las faltas de ortografía es para fliparlo. Como las placas de la Plaza de España, que cada una tiene 200 faltas.

    Y en la placa falta el nombre del alcalde: García Vinuesa. Y en ella no se denuncia el nombre de los criminales: Manuel Lassara y Solera, Narváez, Nocedal y, si me apuras, la propia Isabel II.

    VERGÜENZA

    Malditos subnormales tenemos de gestores.

    ResponderEliminar
  5. Hola Germinal Valiente:

    Gracias por tu comentario. Nada que añadir a tus palabras, creo que ya lo has dicho todo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. El acontecimiento merece algo mas digno, conservar la piedra es un pequeño detalle,podría haberse hecho un ajardinamiento y proteger la piedra en la que hoy(lo estoy viendo ahora) se mean todos los perros que pasan

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.