Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

13

La Isla de Tambo

Publicado el miércoles, 8 de diciembre de 2010 -
Tambo_1 Isla de Tambo

La Isla de Tambo se encuentra situada en el interior de la Ría de Pontevedra, entre Combarro y Marín. Tiene una superficie de 28 hectáreas y alcanza los 80 metros de altitud.
Al salir o entrar, del Puerto de Marín, te la encuentras de frente, impasible, majestuosa, viendo pasar el tiempo. Además, al llegar a la altura de ella, es obligatorio hacer una “paradiña” con objeto de que embarque o desembarque el práctico, disponiéndose de unos minutos para contemplarla en su esplendor.
 Practico_Marin Práctico de Marín desembarcando

Tiene una historia apasionante y difícil de resumir en unas líneas. Estuvo habitada desde muy antiguo y se cree que en ella existió un templo dedicado a Neptuno e incluso anteriormente altares consagrados a otros dioses paganos, no obstante la historia documentada comienza en el siglo VI cuando San Martín Dumiense fundó la primera ermita que sería transformada en el monasterio benedictino de Santa María de Gracia por San Fructuoso. De este monasterio queda todavía en pie la iglesia dedicada a San Miguel y una magnífica fuente.
En el año 1865 se construyó un lazareto, (establecimiento sanitario para aislar a los infectados o sospechosos de enfermedades contagiosas), con objeto de recluir en él a los tripulantes y pasajeros sospechosos de portar alguna enfermedad contagiosa, (en aquel tiempo estaban en pleno apogeo las líneas marítimas con América que partían del puerto de Marín). De este lazareto también quedan restos en la isla relativamente bien conservados.
Recientemente, en el año 1943, la isla pasó a manos de la Armada que construyó en ella un polvorín y era gestionado por la Escuela Naval Militar, sita en Marín. Curiosamente en los años 50 hubo un proyecto de construir una pista de aterrizaje para aviones militares que finalmente no se llevó a cabo. En el 2002 el ejercito abandonó la isla que paso a manos del Concello de Poio.
Tambo sufrió varios ataque de piratas en diferentes épocas, siendo el más sanguinario el realizado por el pirata inglés Francis Drake, (1543-1596), quien arrasó la isla y tiró al mar las imágenes del monasterio. Cuenta la tradición que los marineros de Combarro recuperaron en sus redes la imagen de Santa María de Gracia y posteriormente construyeron un santuario en A Renda, donde todavía hoy se le rinde culto.

Fotografiando_Tambo Fotografiando la Isla de Tambo

Otro pirata inglés, Calvin, mi compañero de fatigas en las pruebas de mar del Esvagt que ahora estamos terminando, me hizo esta fotografía mientras yo, a mi vez, fotografiaba la isla. Calvin, con un excelente humor inglés, se reía de que yo llamara pirata a un héroe nacional, (para ellos), Sir Francis Drake.

En desagravio coloco aquí una imagen de Sir Francis Drake y este enlace a su biografía, (aunque sigo pensando que era un pirata).
Para terminar, me gustaría citar a Manuel García Morente, quien dijo de la isla:
En medio de la ría, una isla, la Isla de Tambo, se mece entre las aguas como una ballena en descanso.  Manuel García Morente

13 comentarios :

  1. Pues mire usted que voy a menudo, por suerte, a "terras galegas" y nunca me fijé en la Isla de Tambo.Concretamente, tenemos amigos en Bueu, cerca cerca de Marín ¡La próxima vez seguro será uno de mis objetivos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dado el tiempo transcurrido desde tu comentario, espero que hayas podido visitar la isla de Tambo y leer algo sobre su historia. Te aseguro que te cautivará

      Eliminar
    2. dado el tiempo transcurrido desde tu comentario, espero que hayas podido visitar la isla de Tambo y leer algo sobre su historia. Te aseguro que te cautivará

      Eliminar
  2. Por cierto, siempre me ha llamado mucho la atención la figura, imprescindible, del práctico del puerto e imaginé en varias ocasiones cómo se las arreglaría para acceder a cubierta y descender. ¡Menuda maña la del práctico!

    ResponderEliminar
  3. Interesantísima historia, Antonio. Veo que, a pesar del mucho trabajo, no dejas de aprovechar tu estancia en tierras gallegas para ilustrarnos.
    Me ha llamado particularmente la atención el uso como lazareto de la isla, y no me extraña, porque su situación parece ideal para esa práctica (por cierto, más bien inútil o -al menos- poco útil, pero muy en boga cuando se desconocían los mecanismos reales del "contagio"). El primer lazareto se estableció, tampoco es extraño, en Venecia, en 1403. Le siguieron los de Génova y Marsella, algunos años después. En España el más famoso es el de Mahón. Y, aquí, al sur del Sur, también tuvimos uno, aunque provisional, en La Isla de León, la actual San Fernando.
    Gracias por aportar tanto, un cordial saludo y "por si acaso" no te puedo saludar antes: ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  4. Hola Susina:

    Tambo es la "Prisionera del Olvido", (así la bautiza un corto de Julio Rodríguez que enlazo en las fuentes de la entrada). A pesar de tener una situación tan privilegiada es poco conocida.

    Los prácticos, no hacen magia para embarcar y desembarcar. Literalmente se juegan la vida en muchas ocasiones. Además suelen ser profesionales con mucha experiencia y por lo tanto mayores, cosa que agrava el riesgo de su cometido.

    Gracias por tus comentarios y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  5. Hola Francisco:

    Gracias por tu visita y por la ampliación que haces sobre los lazaretos.
    ¡Quien mejor que un médico para hablar de ellos!
    Es curioso que yo pensaba que debieron de ser muy eficaces y, sin embargo, tú nos aclaras que no es el método adecuado de protección.

    Quiero aprovechar para felicitarte las Navidades por si no pudiera hacerlo en fechas más próximas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Da gusto aprender de un sureño la historia del noroeste peninsular que los naturales tenemos bastante desatendida. Por cierto, la isla de San Simón en la ría de Vigo también fue lazareto, además de campo de concentración durante la guerra civil. ¡Ah!, y Sir Drake, para nosotros pirata, parecía verdaderamente ubicuo.

    Un saludo, amigo Antonio, y también por adelantado ¡Feliz Nadal!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que he llegado por casualidad, pero ha sido una sorpresa grata.
    Excelente trabajo. Seguiré aprendiendo entre tus letras y dejandote un pedacito de las mías de vez en cuando...
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  8. No sé como añadir este blog a "seguir" en el mío... (?)

    ResponderEliminar
  9. Hola mi estimado amigo, soy Angel de NY.
    Y me gusto el texto y no se si sea considencia o es tal vez por esto que en mi pais Mexico, sera que tenemos un dicho popular cuando alguien hace o dice algo indebido. "No hagas (digas) eso o te vas derechito al tambo"
    Considencia? O como decia mi abuelo..
    "Cosas de la gente que trajo el barco"
    JAJAJA. Bueno que esto que el otro..
    Feliz navidad!.
    Y aqui nos "vemos" al rato.
    ---------- ♥

    ---------- **

    --------- *o*

    -------- *♥*o*

    ------- ***o***

    ------ *o**♥*o*

    ----- **♥**o**o**

    ---- *o**♥***♥*o*

    --- ****♥**o**o****

    --**♥**o*****o**♥**

    -****♥**o*****♥**o***

    *♥***o***♥**o***o***♥*

    ----_____!_!_____

    ResponderEliminar
  10. Aahh!! antes que tome represalias :-)con mi frace de "gente que trajo el barco" le aclaro que el padre de mi abuelo es Espaniol. Catalunia , Sorry no puedo escribir la N de Ninio.
    Ahora si. HASTA EL RATO Estimado senior Antonio!!

    ResponderEliminar
  11. Hola José Manuel Brea, J. y ÅNG€L G:

    Muy tarde voy a contestar estos comentarios, pero más vale tarde que nunca.

    Amigo José Manuel, Galicia se hace querer y cada día me encuentro entre ustedes más a gusto, esto hace que me interese por su historia, sus costumbres y que trate de compartirlas en este blog. ¡Bo Nadal!

    J., gracias por tu comentario, no tengo puesto ningún gadget con los seguidores, quizás lo ponga algún día, pero no lo hice al abrir el blog y ahora no me decido a ponerlo.

    ÅNG€L G creo que en Méjico "tambo" significa prisión o cárcel, así que no me extraña el dicho.
    Me ha hecho mucha gracia lo de "la gente que trajo el barco". Lo malo es que no fue un barco, de golpe fueron tres y los que vinieron después.

    Bueno... gracias por vuestros comentarios y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.