Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

2

The Mile High Club.

Publicado el viernes, 7 de enero de 2011 -

Corría el mes de Noviembre del año 1916 cuando una avioneta se precipitó a las aguas de Great South Bay, (Nueva York). Dos cazadores de patos, que se encontraban cazando en la laguna, socorrieron a los accidentados, un hombre y una mujer, que se encontraban completamente desnudos. Ambos fueron trasladados al Southside Hospital, donde fueron atendidos e identificados como el señor Lawrence Sperry, instructor de vuelo, y su alumna la señora Waldo Polk.

El suceso se había motivado porque  ambos estaban practicando sexo en la avioneta, lo que explicaba que fueran rescatados desnudos después del accidente.



Lawrence Sperry es conocido mundialmente por ser el inventor del piloto automático. Sus investigaciones empezaron en 1912 y la presentación oficial se realizó en 1914, en Paris, causando gran sensación, ya que aquel invento conseguía mantener el rumbo y volar nivelado con gran precisión.

¿Qué había ocurrido?, ¿había fallado el piloto automático?. ¡Nada de eso!. Según confesó Lawrence a un amigo, entre las estrecheces de la cabina y el "traqueteo de la faena", golpearon uno de los mandos del aparato, ocasionando que se precipitara a las aguas de la laguna.

A raíz de este incidente el Sr. Lawrence Sperry pasó a considerarse socio fundador de The Mile High Club. La señora Polk tiene tantos méritos como él para ser socia fundadora, pero en aquellos tiempos, algo más machistas que los actuales, no me consta que la señora Waldo Polk fuera considerada cofundadora junto a Lawrence Sperry, lo que si se sabe es que pasado algún tiempo consiguió su licencia de piloto.

¿Qué es "The Mile High Club"?. Pues un club, pero para pertenecer a él no hace falta ser un sesudo investigador, ni tampoco un intelectual empedernido. Para pertenecer al "The Mile High Club", solo hace falta acreditar el haber practicado sexo a más de una milla de altitud, (1.609 metros). El pertenecer a este "distinguido club" está mucho más solicitado de lo que usted imagina.

El extravagante multimillonario, Richard Branson, propietario del grupo Virgin, asegura que se ganó el mérito de pertenecer al club con 19 años, (ver este enlace).

La compañía Singapore Airlines ha solicitado públicamente a los pasajeros de sus nuevos aviones, Airbus A380, que se abstengan de mantener relaciones sexuales a bordo de esas aeronaves.  Tony Elwood, pasajero de la Singapore Airlines no está de acuerdo con la compañía y manifestó: "Venden la suite por la cama matrimonial, la privacidad, y el champán y después quieren evitar la consecuencia natural de todo esto". Su esposa ratificó: "Crean toda una atmósfera romántica, a la que sólo le faltan las ostras: no pueden quejarse" (ver enlace)

Por otra parte existen numerosas compañías aeronáuticas que facilitan los medios para pertenecer al club, (como esta), llegando incluso a certificar que sus clientes reúnen las condiciones necesarias para ser socio, (desconozco si califican con algún tipo de nota a los candidatos). En la misma página de "The Mile High Club" hay una relación de algunas empresas dedicadas a este menester.

En fin, como decía  Guerrita: "En este mundo hay gente pa tó", (hay gente para todo).



Piloto automático marino marca Sperry modelo NAVILILOP 4000

Adenda: La historia de Lawrence Sperry y el Mile High Club es muy conocida entre los profesionales dedicados a la instalación de equipos aeronáuticos y náuticos. Actualmente estoy trabajando en unos astilleros de Galicia y ha sido Julio, un técnico de Sperry, quien me sugirió que hiciera esta entrada.

Fuentes: "The Mile High Club", y otros enlaces incrustados en la entrada.

2 comentarios :

  1. Creo que nunca perteneceré a ese club, amigo Antonio. Pero no está de más saberlo, por si surge la ocasión. Se lo comentaré a mi querida esposa, a ver que dice...
    De momento, a esa altura, lo más que he hecho ha sido atender a un pasajero desmayado sobrevolando el Atlántico. Por fortuna sólo fue una bajada de tensión, y se recuperó enseguida. ¿Sabes si existe algún club para eso?

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo sé, amigo Francisco, pero debería de haberlo. Por lo menos un club para agradecer la ayuda que se presta desinteresadamente .

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.