Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

6

El hórreo de Carnota.

Publicado el lunes, 5 de diciembre de 2011 -

Hórreo de Carnota

Desde que me dijeron que en Carnota existía un hórreo con 44 pies, (patas), estuve buscando una excusa para ir a visitarlo. El mes pasado vino a visitarme mi hija y decidimos ir a verlo.
Emprendimos el viaje desde Vigo huyendo de la autopista, (AP-9), haciendo el recorrido por carreteras comarcales y disfrutando del paisaje. En algunos tramos, los helechos, rozaban las puertas del coche por ambos lados.
El hórreo de Carnota es impresionante. Producto de una disputa con la vecina parroquia de Lira, ambos se propusieron tener el hórreo de mayor tamaño. 
Antes de verlo, pensaba que estaría desproporcionado, pero estaba equivocado. A pesar de su excesivo largo, (roza los 35 metros), conserva una esbeltez y una belleza que no la han roto la vanidad de sus antiguos propietarios, la Iglesia. El hórreo y un "pombal", (palomar) pertenecieron al "o Igrexario", (el iglesiario). 
Dice el diccionario de la Real Academia: 
Iglesiario.- huerto rectoral. Finca rústica que por razón de su cargo disfruta el párroco para su comodidad y recreo y para las necesidades de su casa.
El antiguo párroco de Carnota debía de vivir a "cuerpo de rey".
Su constructor fue el arquitecto D. Gregorio Quintela, que lo hizo entre los años 1768 y 1783, (en dos fases), tiene exactamente 34,76 metros.

Vista de los pies

Los hórreos, son unas construcciones bastante comunes. Son almacenes aéreos construidos para conservar los alimentos lejos de la humedad y fuera del alcance de los ratones, ratas, etc. Estos almacenes aéreos existen esparcidos por todo el mundo. Los hay en Suiza, Suecia, Okinawa (Japón) y en un sinfín de países de lo más exóticos. Aunque distan mucho de parecerse estéticamente a los gallegos y asturianos.

Pombal, (Palomar), de Carnota.

6 comentarios :

  1. Hola Manolo:

    No hay nada como tener buenos amigos. Son la mejor referencia.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Interesante post. Los hórreos, desde que los empecé a ver, tienen para mí un no sé que de misterio, entre sagrado y mágico. Salud(os).

    ResponderEliminar
  3. Querido Antonio,
    este hórreo no lo conocía yo y eso que Galicia me encanta...de hecho, mi viaje de novios fue a "terras galegas". En Asturias también hay hórreos aunque no de "pedra", sino de madera (los pegollos -patas- sí son de pieza de piedra caliza); también tenemos "paneras", que son como los hórreos pero con un corredor transitable en su perímetro. Tanto unos como otros están protegidos y no se pueden sacar de su término municipal en caso de querer hacerse con uno antiguo.

    Respecto a mi ausencia, se debe a que he sido mamá el día 5 de noviembre de un nene precioso que se llama Diego. Ya pondré una foto en mi blog!!!!

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Susina:

    Ya imaginaba algo así. ¡¡¡Enhorabuena!!!
    Que disfrutes mucho de tu "retoño". Son, sin duda, lo mejor que nos da la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.