Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

8

Anfitrión

Publicado el viernes, 7 de septiembre de 2012 -
Anfitrión y Alcmena observan como Hércules estrangula a las serpientes.

Que te digan que eres un buen anfitrión debe de interpretarse como un halago, pero si analizamos la etimología de la palabra, ya no estaríamos tan seguros.
Anfitrión era rey de Tirinto y estaba casado con la bellísima Alcmena, siendo ésta el principio y el fin de sus males.

Al casarse con ella, le dijo que no podían consumar el matrimonio hasta que él llevara a cabo la venganza de la muerte de sus hermanos, hazaña que realizó con la ayuda de Creonte.
Posteriormente, estando Anfitrión en guerra contra los telebeos, Zeus tomó la forma de Anfitrión y Alcmena lo recibió en su alcoba como si fuera su marido, ausente por mucho tiempo. Al día siguiente, al regresar Anfitrión, la encontró fría y distante, sospechando de su fidelidad. El ataque de celos fue tan grande que quiso quemarla viva, (como veis, eso de la violencia de genero viene de largo), pero entonces intervino Zeus, quien aclaró que lo había suplantado y que Alcmena no era consciente del engaño.
Aclarado el asunto, Anfitrión no solo disculpó a su mujer sino que se sintió orgulloso de que un dios hubiese pernoctado con ella.
De aquellas uniones nacieron gemelos, Hércules, hijo de Zeus e Ificles, hijo de Anfitrión.
Hera, la mujer de Zeus, no fue tan comprensiva. En principio quiso impedir el parto atándole las piernas a Alcmena, pero sus planes fueron frustrados por Galantis, la sierva de Alcmena. Como venganza, Hera, transformó a Galantis en una comadreja.
Posteriormente, cuando Hércules había nacido, quiso matarlo enviándole dos grandes serpientes a su cuna, pero Hércules estranguló una serpiente con cada mano y su niñera lo halló divirtiéndose con sus cuerpos flácidos como si fueran juguetes.
A lo largo de su vida, Hércules y Hera, fueron enemigos mortales y son muchas las anécdotas que se cuentan de ellos.
Sin embargo, Anfitrión, estaba "la mar de orgulloso" de que su mujer se hubiera acostado con Zeus.
Si alguien te dice, alguna vez, que eres un buen anfitrión, asegúrate de que lo dice por lo buena que ha sido la comida y de que no va con segundas.

Fuentes: Wikipedia, Cultura Clásica, Etimología de Anfitrión y especialmente un pps que me ha enviado mi amigo Fernando, el cual ha motivado esta entrada.

8 comentarios :

  1. Conocía la historia por encima, y la recordaba someramente, me ha encantado leerla al completo. Gracias Antonio.
    Yo soy anfitrionA jeje.
    Este será mi último comentario en tu blog, mi vista no está preparada para los captchas.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bellamente le daban al coco los poéticos creadores de la mitología griega! Pero si uno repara en esta bella historia, amigo Antonio, tendrá recelos de ser anfitrión, un buen anfitrión.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ester:
    A mi también me cuesta muchísimo identificar las letras de los captchas. Lo que ocurre es que no sabía que los pedía para introducir comentarios en este blog, como yo soy el propietario, a mi no me lo pide.
    Creo que ya lo he quitado. Ya me contarás.
    Son muchísimo más importantes tus comentarios que ese estúpido control de spam.
    Salud(os)

    ResponderEliminar
  4. Pues si, José Manuel, las historias que se montaban eran tremendas. Sin embargo fueron los propios griegos quienes dieron origen a la filosofía y al fin de todas estas supersticiones, al menos en parte.

    Salud(os).

    ResponderEliminar
  5. conocia la historia de Anfitrion, ya que me gusta mucho la mitologia, por ella podemos obsevar que no hay nada nuevo bajo el sol aberrraciones, complejos ,bondades,desviaciones y sobre todo incognitas, Ejemplo Prometeo haciendo muñecos de barro y dandoles vida.

    ResponderEliminar
  6. Antonio, actualmente estoy leyendo "El mundo de Sofía" de Jostein Gaarder. En los primeros capítulos habla de como la filosofía acabó con los mitos y buscó la explicación del mundo que nos rodea de una forma lógica. Sin embargo podemos observar como los mitos y las supersticiones siguen vivos y como las religiones actuales han tomado de la antigua mitología muchas cosas. Algunas calcadas.
    Gracias por la visita y el comentario.
    Salud(os).

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Antonio, para mi es muy molesto, ya he dejado en mi blog dos entradas al respecto.
    “El mundo de Sofía” es un buen libro, lo leí hace tiempo, pero luego lo presté a quien también lo prestó y estoy esperando por si da la vuelta y llega a mí.
    Un saludo y gracias.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  8. Genial Antonio, he podido dejar mi comentario en tu casa sin el molesto "identificador de robots". Un saludo Ester

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.