Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

3

3 de Noviembre de 1893

Publicado el sábado, 3 de noviembre de 2012 -
El Vapor “Cabo Machichaco” ardiendo en el Puerto de Santander.

Hoy se conmemora el 119 aniversario del accidente del Vapor “Cabo Machichaco” en el que murieron 575 personas, otras 500 sufrieron heridas graves y alrededor de 2.000 fueron afectadas con daños de diversa consideración.
Este accidente se produjo en el puerto de Santander y fue el resultado de un cúmulo de negligencias que dieron como resultado la mayor tragedia de carácter civil ocurrida en España durante el siglo XIX.


El Vapor “Cabo Machichaco” transportaba en sus bodegas 51 toneladas de dinamita y material siderúrgico, (vigas de hierro, tornillería, etc), que hicieron de metralla, causando tan alto número de víctimas y destrozando innumerables edificios del centro de la ciudad.
Sobre las dos de la tarde se inició el fuego que, debido a que el día era muy bueno, hizo que acudieran al muelle muchísimos curiosos para contemplar el incendio, desconocedores de la carga que el buque transportaba y del peligro que ello suponía.
“Finalmente, sobre las cinco menos cuarto, se produjo la explosión que causó una gran tromba de agua, de miles de toneladas, arrastrando a muchas personas al mar. La onda expansiva se propagó por toda la bahía. Algunos edificios cercanos se derrumbaron y cientos de fragmentos de hierro salieron disparados a varios kilómetros de distancia. La magnitud de la explosión fue tal, que un calabrote llegó hasta la localidad de Peñacastillo, a 8 kilómetros de distancia, y mató a una persona. El fuego quemó numerosas viviendas y alumbró durante toda la noche la búsqueda de restos humanos. Un guardia encontró dos piernas sobre el tejado de un almacén de maderas, a una distancia de dos kilómetros.”

Otra vista, esta vez desde popa, donde figura su nombre y el puerto de matrícula “ Cabo Machichaco – Sevilla”

Cualquier barco que transportase explosivos debía realizar sus operaciones, de carga y descarga, en el fondeadero de la Magdalena o al final de los muelles de Maliaño, localidad del actual municipio de Camargo. Sin embargo, las autoridades portuarias, permitieron el incumplimiento del reglamento que dio como resultado la magnitud de esta catástrofe.
La cosa no quedó aquí. Al año siguiente, el día 21 de marzo de 1894, durante las labores para intentar extraer los restos de dinamita existentes en el barco hundido, se produjo una nueva explosión, en la que murieron 15 operarios.
Como comenta D. Luis Jar Torre en su excelente descripción de los hechos, (ver este enlace), el accidente del Vapor “Cabo Machichaco” fue un “Desastre a la española” que marcó el devenir de la ciudad cántabra. 

Monumento erigido, en recuerdo a las víctimas, en la ciudad de Santander.

3 comentarios :

  1. Conozco la historia, tengo familia en Santander, y he visto el monumento. Es de esperar que hoy se tomen medidas de precaución, pero yo creo que se las dejamos a Dios, y si le cogemos despistado es cuando sobrevienen las desgracias, y mientras buscamos culpables enterramos a las victimas.
    Saltos y brincos, no se si hoy es muy apropiado saltar

    ResponderEliminar
  2. Hola Ester:
    Se dice en la mar que "las normas de seguridad están escritas con sangre", pero tropezamos con la misma piedra una y otra vez.
    Salud(os).

    ResponderEliminar
  3. He pasado un rato tan agradable como instructivo esta tarde, querido Antonio, disfrutando y aprendiendo con tus últimas entradas. Por culpa de las circunstancias hacía tiempo que no podía hacerlo. Hoy salgo de aquí contento y sabiendo algunas cosas más; pero no lo hago sin darte las gracias por ello y enviarte mi más cordial abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.