Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

4

Cuidado con quien te guiña un ojo.

Publicado el lunes, 4 de febrero de 2013 -
Rifle Mosin-Nagant con mira telescópica usado por
los francotiradores rusos durante la II Guerra Mundial.

Cuidado con quien te guiña un ojo. Te puede estar apuntando.
Hace unos días vi, en televisión, un reportaje de la guerra de Siria, donde entrevistaban a Givara, una chica siria, profesora de inglés, que se ha alistado al Ejército Sirio Libre (ESL), para combatir al régimen de Al-Assad.
Guivara ha cambiado la docencia, sus hijos y su marido por un rifle con mira telescópica, de fabricación austriaca, para ejercer como francotiradora en esta cruenta guerra.
En la entrevista decía: "Me he ganado el respeto de mis compañeros porque ya he matado a tres hombres".

No es extraño ver a las mujeres, desempeñando esta actividad, en las guerras modernas. En cierta ocasión leí que durante la "Segunda Guerra Mundial" dos mil mujeres rusas sirvieron como francotiradoras en la contienda, algunas de ellas son, hoy día, heroínas nacionales.

Lyudmila Pavlichenko

A Lyudmila Pavlichenko se le reconocen 257 soldados alemanes abatidos. En 1941 estudiaba historia en la Universidad de Kiev pero, al ser invadida Rusia por la Alemania nazi, abandonó sus estudios uniéndose a la 25ª División de Infantería del Ejército Rojo, donde ejerció como francotiradora hasta que la retiraron del frente, debido a las heridas sufridas por el fuego de un mortero.
Finalizada la contienda acabó sus estudios de historia y fue enviada a una gira propagandística por EEUU, donde se convirtió en el primer ciudadano soviético en ser recibido por un Presidente de los Estados Unidos, el presidente Franklin D. Roosevelt la recibió en la Casa Blanca y  Eleanor Roosevelt la invitó a recorrer los Estados Unidos relatando sus experiencias.
En Canadá, fue obsequiada con un rifle Winchester con mira óptica, el cual se exhibe hoy en el Museo Central de las Fuerzas Armadas de Moscú.


Nina Alexeyevna Lobkovskaya

Podrían citarse a muchísimas francotiradoras rusas, entre las que estarían Nina Lobkovskaya, Roza Shanina, Natalia Kovshova, Maria Polivanova... y así un rosario de dos mil mujeres que causaron estragos en las filas alemanas. Sin embargo solo quinientas lograron sobrevivir a la guerra.
Normalmente asociamos el papel de las mujeres, en las guerras, con labores sanitarias o de segundo orden, pero existen muchísimas que lucharon, y luchan, en primera fila, adaptándose de una forma asombrosa a una actividad donde, a primera vista, no parecen tener cabida.
La francotiradora siria, Givara, es solo la punta de un iceberg que asusta por su tamaño.

Fuentes: Lyudmila Pavlichenko, Televisa, La Nación.

4 comentarios :

  1. Entro en tu blog y me recibes con un rifle encima de la mesa ¿Qué habrá pasado?
    Bien, ya veo por donde van los tiros, hoy toca hablar de mujeres de armas tomar. Y tienes razón cuando hablamos de mujeres y guerras a ellas las vestimos de blanco y les pintamos una cruz en el pecho. Así que ha resultado muy interesante lo que cuentas y no te ha salido el tiro por la culata. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Ester, las mujeres están continuamente dándonos lecciones.
      En las circunstancias comprometidas saben actuar con una lógica y una fuerza inigualables.
      Ya va siendo hora de que los hombres desechemos esa "prepotencia masculina", que es como define el diccionario al machismo.
      Más que nada para que dejemos de hacer el ridículo.
      Con respecto al rifle, ¡ Ojalá todos los rifles del mundo dispararan lo que ese rifle virtual!
      Besos.

      Eliminar
  2. Hola Antonio:

    Al final va a ser verdad lo que dice la canción:¡¡¡las chicas son guerreras!!!

    No tenía ni idea de ésto y buena entrada.

    Muy acertado el comentario de Ester, su buen tiro de comentario ha dado en la diana.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángel, si que son guerreras y algunas en el sentido literal de la palabra.

      Un fuerte abrazo ¡Campeón!.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.