Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

10

Día del perro sin raza.

Publicado el domingo, 9 de junio de 2013 -

"San" Roy.

Existen días para todo, día del trabajo, día de los enamorados, día del padre, día de la madre... y recientemente han establecido el “día del perro sin raza”.

El “día del perro sin raza”, 28 de Mayo, no es un invento de El Corte Inglés sino del diario  20 minutos. Según comenta Arsenio Escolar, se ha establecido con la intención de fomentar la adopción de estos animales que son los más habituales en las protectoras de toda España.

Mi Roy es uno de ellos. A primera vista puede parecer un chihuahua pero basta con fijarse un poco para apreciar que su tamaño es bastante mayor y sus grandes orejas, su carácter inquieto y juguetón así como una leve acondroplasia, dejan patente que por su sangre también corren genes del maneto, variante algo más pequeña del podenco andaluz.


Roy con dos meses

La insistencia de mi hija y la complicidad de mi mujer hicieron posible que Roy llegara a casa hace 8 años. Era tan pequeño que la primera noche durmió dentro de una caja de zapatos que mi mujer acomodó con unos trozos de manta. Poco a poco fue conquistando a la familia hasta convertirse en un miembro más que cuenta en todas las decisiones. Viajes, vacaciones y todo tipo de desplazamientos se realizan teniendo en cuenta las necesidades de Roy.


Roy en la actualidad. Sus colores ocres se confunden con la hojarasca.

Decía el zorro del Principito que domesticar es “crear lazos”. Como el zorro, nosotros nos hemos domesticado mutuamente. Por ejemplo, Roy ha enseñado a mi hija a darle una golosina cuando él le da una patita, a mi a sacarlo de paseo, a mi hijo a jugar... en fin, de cada uno saca lo que puede.

Nosotros también le hemos enseñado muchas cosas a Roy. Últimamente me trae, todos los días, el desayuno a la cama. Aquí te dejo una foto como prueba:


Bueno... esto del desayuno tenemos que perfeccionarlo, pero estamos en ello.

10 comentarios :

  1. La mezcla racial es una caja de sorpresas. El mestizaje puede salir bien, como parece que es este caso; pero puede salir mal, como es el mío. Una vez me regalaron un "chucho" con una mezcla explosiva. El perro estaba loco de atar. Fue una mala experiencia. Desde entonces ya no quiero perros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al igual que ocurre con las personas, los perros traen un carácter "de fábrica". Sin embargo nunca he oído achacarle al mestizaje una influencia negativa en el carácter.
      Siento mucho tu mala experiencia.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Mi querido Antonio, la entrada de hoy me parece muy divertida. Y mira por donde me entero de este día que no sabía ni que existía, pero que si consigue su fin, bienvenido sea.
    En donde vivo, la protectora de animales está muy presente, y hace una gran labor ¿sabes qué perros son los más abandonados? los Podencos de los cazadores, que te los ves por la carretera deambulando, famélicos y provocando accidentes, sin querer, pobre animales.
    Vuestro Roy, es muy guapo, y tiene cara de ser el Rey de la casa y encima lo sabe, que es lo bueno. Pero para eso tenemos animales, para tratarlos como reyes.
    Besotes,mi niño, buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí ocurre lo mismo, los galgos y podencos son los perros más abandonados y maltratados.
      Cada vez se ven más por nuestras ciudades procedentes de adopciones. Afortunadamente las adopciones de estos animales han subido bastante pero todavía no es suficiente.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. No sabía que existía el día del perro sin raza, la verdad es que ya hay días para todo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien comentas, hay días para todo.
      Afortunadamente también existe el día del perro sin raza y gracias a él, este año, se han producido bastante adopciones.
      La iniciativa de 20 minutos ha sido bonita y productiva. Esperemos que en los años venideros siga con la misma tónica.
      Muchas gracias por tu visita y comentario.
      Besos.

      Eliminar
  4. Ja,ja,ja... A ver cuando nos pones otra entrada con el desayuno completo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ya mismo. Cuando se le quite el hambre. De momento se lo toma él y a mi me trae la piña.
      Un abrazo, Antorelo.

      Eliminar
  5. Hola Antonio:

    Sabía que existe el patrón de los animales (San Antón) pero que existiera el día de los perros sin raza, ni idea y me alegra saberlo.

    De pequeño (y no tan pequeño) teníamos un chucho de pastor alemán, aunque para nosotros era como si fuera pastor alemán de raza. Cuando nos preguntaban decíamos siempre que era pastor alemán y cuando se quedaban extrañados decíamos que era un chucho. Yo veía los pastor alemán puro y me gustaba más el mío. Hace ya años pasó a mejor vida. Para que te hagas una idea, podría ser el abuelo (o casi bisabuelo) de Roy.

    La verdad es que me gusta Roy y para tenerlo en una ciudad es lo mejor, por tamaño digo. Ten cuidado con el desayuno que te veo te termina pasando lo mismo que al perro de la lotería, cuando su dueño lo mandaba a comprar el décimo, no se si lo recuerdas que el perro se quedó con el premio de tanto ir a comprar.

    Que gustirrinín se ve Roy con 2 meses en su canasta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángel, en este blog ya he comentado algunas anécdotas de Roy, por ejemplo en este enlace. En el que tú también hiciste un comentario.
      Antes de que llegara a casa no me imaginaba a un perro viviendo con nosotros en el piso. Ahora no me imagino como sería estar sin él.
      Un fuerte abrazo, Ángel.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.