Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

14

La lámpara incandescente.

Publicado el viernes, 28 de junio de 2013 -

Lámparas incandescentes usadas como prototipos de laboratorio.

Nueve de cada diez personas piensan que la bombilla es un invento de Edison, sin embargo no es cierto. Las investigaciones para conseguir luz eléctrica se comenzaron mucho antes de que Edison naciera y la lampara incandescente es el fruto del trabajo de científicos de todo el mundo. Muchos de ellos ni siquiera patentaron sus investigaciones, debido a que el principio de funcionamiento de la bombilla incandescente era bien conocido en aquella época y pensaban que era de dominio público.

Thomas Alva Edison fue una persona con un instinto comercial fuera de serie. Todo lo que caía en sus manos lo patentaba y si ya había sido patentado anteriormente, introducía algunas modificaciones y volvía a patentarlo a su nombre. Para actuar de esa manera se rodeo de un equipo de investigadores que se encargaba de realizar esas mejoras. Algunos de estos científicos acabaron denunciando su forma de actuar y convirtiéndose en enemigos de Edison de por vida. Tal es el caso de Nikola Tesla, considerado el padre de la corriente alterna.

De las 2.332 patentes que Edison tiene en todo el mundo, 1.093 fueron realizadas en Estados Unidos y la inmensa mayoría de ellas son modificaciones de inventos ya existentes. (Listado con las patentes de Edison).

En favor de Edison hay que resaltar que las bombillas, fabricadas por él, tenían una excelente relación calidad precio y se difundieron muy rápidamente, haciendo que el público creyese que Edison había sido su inventor. En muchos hoteles existía un cartel con la siguiente inscripción:



Esta Habitación Está Equipada Con
LUZ ELÉCTRICA EDISON. 
No intente encender la luz con 
una cerilla.Simplemente gire el interruptor
 que hay junto a la puerta. 
--o0o--
El uso de la Electricidad como fuente de iluminación en ningún modo es perjudicial para la salud, ni afecta a la calidad del sueño.


El primer intento de conseguir luz eléctrica fue protagonizado por Humphry Davy, quien en 1809 fabricó un filamento de carbón que produjo luz unos instantes al alimentarlo con una pila eléctrica. Posteriormente, en 1840, Warren de la Rue alimentó un filamento de platino colocado en el interior de un tubo de vacío con el que consiguió una fuente de luz más duradera, pero muy costosa y con una vida muy corta.


Placa erigida en memoria de Joseph Wilson Swan

A mediados del siglo XIX se produjeron los mayores avances para mejorar la vida y el rendimiento de la lámpara incandescente. La persona que más aportó a su desarrollo fue Joseph Wilson Swan. Comenzó su investigación en 1850 y fabricó una lámpara que hizo funcionar exitosamente en 1860. Sin embargo el tiempo de vida seguía siendo corto ya que no consiguió un vacío adecuado para evitar que el filamento acabara quemándose. Quince años después retomó sus investigaciones consiguiendo una lámpara con un buen rendimiento que patentó en 1879, un año antes de que Edison patentase la suya en EEUU.

También hay que señalar que el ruso Alexander Lodygin había diseñado y patentado una bombilla el 11 de Julio de 1874, que formaba parte del sistema de iluminación de un helicóptero.

La lámpara desarrollada por el equipo de Thomas Alva Edison fue patentada en Estados Unidos el día 27 de enero de 1880 y tuvo que afrontar algunos pleitos que lo acusaban de plagio.

Heinrich Göbel denunció a Edison acusándolo de haberle copiado el invento, ya que aseguraba haber construido en 1854 una bombilla incandescente que había funcionado durante 400 horas. Göbel murió de pulmonía en 1893 siendo sepultado en el cementerio Green-Wood de Nueva York.

Las diferencias de diseño radicaban principalmente en el material del filamento y en el formato del bulbo y el casquillo. Las lámparas más usadas en aquel tiempo fueron las de Edison y las de Swan. 

Como dato anecdótico cabe resaltar que existe una bombilla que lleva encendida desde el año 1901 (¡Más de cien años!). Se encuentra en un parque de bomberos de Livermore, (California) y es conocida como la "bombilla centenaria". Esto confirma que la obsolescencia programada es un hecho y que cuando las cosas se construyen bien su vida puede ser muy larga.
Nota: Actualmente está prohibida la fabricación de lámparas incandescentes y han sido sustituidas por las de bajo consumo.

Fuentes: Enlaces incrustados en el cuerpo de la entrada.

14 comentarios :

  1. Hola Antonio:

    En la película "The Prestige" (El Gran Truco) protagonizada por Hugh Jackman (entre otros) aparece un actor interpretando a Nicola Tesla como inventor de unas cabinas que transportan materias (objetos y personas) y también hacen mención, en un dialogo breve, a la mala relación entre Tesla y Edison.

    No es la primera vez que leo y escucho que muchos de los inventos de Edison no son ideas suyas, sino mejoras de inventos que ya existían, lo que no le quita méritos, porque si no llega a ser por Edison quizás nos estaríamos gastando hoy día una pasta en bombillas.

    La bombilla del parque de bomberos de California también hablaron de ella en un reportaje que echaron hace unos meses en la tele. Por desgracia, la obsolescencia programada está a la orden del día, pero también está en nuestras manos el poder saltarnos la barrera de la obsolescencia programada, dando un buen cuidado a los productos para que duren mucho más de lo que dicta su programada obsolescencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel:
      Tesla era un gran científico y un pésimo hombre de negocios, justo lo contrario que Edison. Murió el día 7 de Enero de 1943 a causa de un infarto, en la habitación de un hotel de Nueva York donde vivía solo y arruinado. Dicen que Tesla inventó el siglo XX, ya que la corriente alterna es el motor que ha movido el siglo XX y lo que llevamos de este.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en que Edison supo poner al alcance de todos los adelantos que la ciencia produjo en su época. Quizás sea eso lo que la humanidad tenga que agradecerle en mayor medida. En otros aspectos de su vida es un personaje muy controvertido.
      Y por último, también comparto plenamente tu opinión sobre la obsolescencia de los productos. Podemos alargar la vida de ellos con un cuidado adecuado e incluso reutilizarlos dándoles nuevas oportunidades.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Edison era un genio, pero no el único. Y es verdad que muchas veces algunos disfrutaron de las mieles del éxito, no siendo precisamente los que dieron el primer paso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cayetano:
      Últimamente existe una gran controversia alrededor de la figura de Edison pero, como le comento a Ángel, es evidente que supo poner al alcance de todos los adelantos técnicos de su época y eso es de agradecer.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Pues sí que era espabilado el amigo Edison. Yo conocía lo de la “bombilla centenaria” ahora bien, digo yo una cosa, si se puede conseguir una bombilla de duración casi infinito ¿Por qué no se fabrican?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese calificativo le iba de perlas, "espabilado".
      Está claro que no se fabrican porque no son rentables. Compras las 10 o 12 que tengas en tu casa y ya no vuelves a comprar ninguna en toda tu vida.
      Ahora la cosa es más grave porque las lamparas de led si pueden hacerse con una vida infinita sin problemas y sin embargo se fabrican con obsolescencia.
      La bombilla centenaria tiene truco. Es de 4W, con lo cual el calentamiento es muy bajo y también el desgaste, además estará fabricada con buenos materiales. Eso nadie lo duda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ahora dicen que las bombillas de bajo consumo son peligrosas porque tienen mucho mercurio. Buena entrada, amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Antorelo:
      Los tubos fluorescentes y las lámpara de bajo consumo son altamente contaminantes y hay que tirarlas en lugares especiales para ellas. Normalmente los comercios que las venden suelen recogerlas.
      Las lámparas a base de diodos led están libres de ese problema.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy interesante esta explicación. Me ha llamado la atención esa visión comercial de Edison. Salud(os).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo jaramos:
      La vida de Edison es una continua sorpresa.
      Salud(os).

      Eliminar
  6. Tienes un blog muy entretenido.Quiero seguir leyendo cosas tuyas así que on tu permiso me hago seguidora.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ambar:
      Bienvenida, estás en tu casa. Me he pasado por tu blog y me ha parecido espléndido. Así que lo he añadido a los enlaces de la columna lateral de este blog.
      Te visitaré con asiduidad.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Buenas tardes, Antonio.

    Estuve hace unos meses en la presentación de un libro sobre Nicola Tesla. Éste sí que fue un personaje sorprendente, lejos de Edison, que fue más bien un vividor.

    Me ha sorprendido mucho la bombilla centenaria, no conocía su existencia. Es una pena que no aprovechemos los recursos que tenemos por el hecho de hacer más dinero.

    Que pases una buena tarde. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando era pequeño me regalaron un libro sobre la vida de Edisón con unas ilustraciones preciosas. Rápidamente se convirtió en un héroe para mí.
      Posteriormente, al comenzar mi vida laboral, conocí la forma de proceder de Edison y como había conseguido su fama y su fortuna. Mi desilusión fue muy grande pero quedó compensada, en parte, con el descubrimiento de la figura de Tesla que ahora, después de tantos años, está siendo reconocida.
      La bombilla centenaria tiene algo de truco. Es de 4W, con lo cual el calentamiento es muy bajo y también el desgaste, además estará fabricada con buenos materiales. Eso nadie lo duda.
      Un abrazo.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.