Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

18

El Wilhelm Gustloff.

Publicado el domingo, 1 de septiembre de 2013 -
Wilhelm Gustloff

Cuando hablamos de naufragios automáticamente se nos viene a la memoria el Titanic, tragedia en la que perecieron 1.517 personas. Sin embargo existen catástrofes navales más importantes que la del Titanic, si nos atenemos al número de víctimas, siendo el hundimiento del Wilhelm Gustloff la mayor tragedia marítima de la historia con 9.343 víctimas.

El Wilhelm Gustloff era un trasatlántico alemán reconvertido en buque hospital, la noche del día 20 de Enero de 1945 fue torpedeado por el submarino soviético S-13 bajo el mando de Alexander Marinesko. Tres torpedos hicieron impacto en su costado de babor y el Wilhelm Gustloff se hundió con gran rapidez en las gélidas aguas del mar Báltico, circunstancia que hizo que las víctimas murieran rápidamente por congelación.

Recreación artística del torpedeo del Wilhelm Gustloff.

Pero ¿Qué hacían más de 9000 personas en un buque con capacidad para 1463?
A finales de la Segunda Guerra Mundial, durante el primer semestre de 1945, Prusia Oriental quedó aislada de Alemania por el avance de las tropas de la URSS. El almirante Karl Dönitz no quería dejar a la población a merced del Ejército Rojo y planeó una evacuación en la que llegaron a participar más de 1100 buques de todo porte.  Esta masiva evacuación recibió el nombre de «Operación Anibal» y es la mayor operación naval realizada en la historia de la humanidad.

Miles de personas esperan ser embarcadas en el Wilhelm Gustloff.

Más de un millón de personas fueron transportadas en la "Operación Anibal", que se convirtieron en el objetivo de un macabro tiro al blanco. Un tiro al blanco en el que, como en las barracas de feria, los aliados elegían la diana entre los cientos de barcos que a diario cruzaban el Báltico huyendo de las represalias que sufrirían si caían en manos del Ejercito Rojo.

Los principales buques, atendiendo a su tamaño, hundidos en aquella masacre son los siguientes:

Wilhelm Gustloff, 30/01/1945, víctimas 9343, rescatados 1239, ocupantes 10582
General von Steuben, 10/02/1945, víctimas 4500, rescatados 659, ocupantes 5159
Goya, 16/04/1945, víctimas 6000, rescatados 165, ocupantes 6165,
Cap Arcona, 03/05/1945, víctimas 4500, rescatados 350, ocupantes 4850
Thielbeck, 03/05/1945, víctimas 2800, rescatados 50, ocupantes 2850

Hay que señalar que los números redondos de las víctimas de algunos naufragios dejan al descubierto que son una estimación, ya que era imposible llevar el control de los ocupantes de estos navíos a los que se cargaban muy por encima de sus posibilidades.

En estos naufragios no hubo nada idílico. No chocaron con un iceberg, no había bailes, historias de amor... tampoco una banda de música que tocara mientras el buque se hundía. Estos naufragios fueron provocados, los hundieron barcos de guerra, en un momento en el que la muerte de sus ocupantes carecía de sentido, ya que la guerra tocaba a su fin.

Fuentes: Enlaces en el propio cuerpo de la entrada.

18 comentarios :

  1. Gracias por traernos estos pedazos de historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita y comentario. Esta es una de esas historias que nunca debieron de haber ocurrido. No tenía sentido hundir esos barcos, llenos de civiles, con la guerra prácticamente terminada.

      Eliminar
  2. Retomas el tema de los barcos y es una maravilla, porque se nota lo que te ilusiona y te gusta. Aunque sea como en esta ocasión hablando de tragedias, pero la historia es así, y se te agradece que nos la acerques.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia de estos barcos es poco conocida, parece como si todos se avergonzasen de algo, vencedores y vencidos.
      Realmente es así. Los buques Cap Arcona y Thielbeck esconden una historia muy tétrica. Una historia increíble que más adelante la contaré.
      Me alegra volver a verte por aquí y espero que esas vacaciones hayan cargado las pilas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Está claro que lo del Titánic más que nada fue una metáfora de una Europa que se hundía en una larga crisis que iba a durar cerca de medio siglo. Y que, como bien muestras, hubo catástrofes mayores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cayetano. El Titanic fue una tragedia para las 1.517 víctimas. Sin embargo, para el resto parece que no es así.
      El despropósito llega hasta el punto de que se celebre su hundimiento con cenas y espectáculos. Además de haber dado mucho material para películas, exposiciones, etc.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Nada sabía de este naufragio, se ve el Titanic acapara toda la tención.
    Trágica historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Antorelo, parece que el Titanic acapara toda la atención, cuando existen tragedias navales muy superiores a la ocurrida con el Titanic.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡¡Tremendo!! Efectivamente, como dices, no se trata de "dramas románticos" de proyección literaria o cinematográfica. Fueron tragedias crueles sobre las que se ha echado un velo. Salud(os).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo jaramos, estos hundimientos tienen visos de represalias de "castigos" y posiblemente ese sea el velo que los tiene ocultos.
      Salud(os).

      Eliminar
  6. Hola Antonio:

    Las historias de los hundimientos de barcos son dramáticas. La del Titanic la recuerda todo el mundo porque es la que más suena en televisión, además de haber películas del hundimiento con el título del barco.

    Sinceramente, da igual que mueran 1000, 3000 o 10000 personas en el hundimiento de un barco. Al final son personas y son vidas humanas y todas merecen por igual.

    Ayer, viendo las noticias, me enteré, no recuerdo bien si fue hundimiento, pero falleció el maquinista de un barco y su cuerpo ha desaparecido. Ésto me hizo recordar al hundimiento del famoso petrolero "Castillo de Bellver", donde fallecieron y desaparecieron los cuerpos de los dos maquinistas y el jefe de máquinas. El caso no lo conozco en profundidad, pero si conozco a la familia de uno de los maquinistas y hay heridas que no cura ni el tiempo.

    Tanto el maquinista que falleció ayer como los que tú describes estupendamente en este entrada, para mi tienen la misma importancia. Y estoy seguro de que para ti también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel:
      Ya te he oído hablar anteriormente del caso del "Castillo de Bellver" y comprendo lo afectado que tienen que estar los familiares. Para ellos esa es la tragedia naval más importante que existe.
      Los números de víctimas son solamente datos y tratar de evitar estos desastres es algo independiente del número.
      La comparación que hago con el Titanic es debido a que estos hundimientos fueron provocados, eran evitables.
      La tragedia del de estos barcos no tiene justificación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Interesante información nos cuentas sobre hundimientos de barcos motivadas por una humanidad llena de venganza. Son tantas y tantas las víctimas, pues no solo se trata de los fallecidos, sino de sus familias, de la sociedad en general. UN abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lumi, es muy curioso que siendo un caso tan reciente no sea más conocido.
      Si no se hubieran perdido tantas vidas inútilmente el presente de Europa sería otro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Trágico y deplorable el hundimiento del Wilhelm Gustloff y los demás buques llenos de civiles. Una catastrofe humanitaria que me recuerda la situación que en nuestra época suscitan agresiones del estilo sobre inocentes. Cada tiempo concibe y comprende las cosas de distinto modo.
    He estado viendo su blog. Es muy interesante y variado. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su visita y comentario. Como bien apunta no es un hecho puntual y actualmente se están cometiendo injusticias similares. Agresiones y masacres que o bien se hacen directamente o se permiten que se hagan.
      Es el sino de la humanidad pero es bueno señalarlas cuando se conocen.
      Un Saludo

      Eliminar
  9. Mi querido Antonio, ya ando por aquí.
    El tema de los barcos, se nota que te apasiona, contigo he aprendido historias muy interesantes desde que vengo a tu blog. La de hoy también lo es, y lo que me parece bastante llamativo es el desconocimiento de estos hecho por gran parte de nosotros. Bien es cierto que el Titanic es el abanderado popular en cuanto hundimientos se refiere, no hay como hacer una serie de documentales, exposiciones y peliculas sobre aquella tragedia, para que todo el mundo lo conozca.
    El hombre es así de contradictorio, unos hacen esfuerzos sobre humanos para salvar vidas y otros las quitan sin esfuerzos, ni conciencia. Y por desgracia, hoy en día, siguen repitiéndose hechos tan lamentables, algunos más conocidos que otros.
    Que pena, que todos los que iban en esos barcos, creyendo haber escapado de una muerte segura, se encontraran con ella al fin y al cabo.
    Besotes, mi niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria, tu lo has explicado mejor que nadie.
      Estas muertes fueron provocadas y carecían de sentido. Era matar a quienes huían.
      Estos hechos son poco conocidos fuera de Alemania, pero los alemanes los tienen muy presentes y existen museos y fechas en las que rememoran lo sucedido.
      Besos.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.