Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

22

Una colección sorprendente.

Publicado el miércoles, 29 de enero de 2014 -

Es notorio que la mayoría de los museos poseen una gran cantidad de objetos, en sus dependencias, que no están expuestos al público.



El Museo de Historia Natural de Londres tiene 70 millones de objetos expuestos y su colección se incrementa con otros 100.000 más anualmente. Puedes hacerte una idea de la gran cantidad de material que alberga en sus almacenes, pendiente de catalogar para su futura exposición o archivo, aunque todos son de un valor considerable.

A este material solo tienen acceso los empleados del museo y algunos privilegiados que están autorizados para su estudio, catalogación, etc. Uno de estos privilegiados fue el ornitólogo  Richard Meinertzhagen, autor de «Birds of Arabia» (Pájaros de Arabia), entre otras obras.

Meinertzhagen era un usuario asiduo del museo que le servía como documentación para sus publicaciones y estudios. Además, el señor Meinertzhagen, poseía una magnífica colección ornitológica que el museo adquirió en 1934.

Cuando las cajas de la colección llegaron al museo, todos estaban expectantes y deseosos de ver el contenido de la colección del señor Meinertzhagen y se llevaron una gran sorpresa que Bill Bryson nos relata de la siguiente manera:

«Cuando llegaron las cajas, los conservadores se apresuraron a abrirlas deseosos de ver lo que les había dejado y descubrieron sorprendidos, por decirlo suavemente, que un grandísimo número de especímenes llevaba la etiqueta del propio museo. El señor Meinertzhagen se había pasado años proveyéndose allí de ejemplares para sus colecciones. Eso explicaba su costumbre de llevar un abrigo largo hasta cuando hacía calor.»

Fuentes: «Una breve historia de casi todo» -Bill Bryson- RBA 2004 ISBN 9788478711758 y Wikipedia Pamela C. Rasmussen

22 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Un morro que se lo pisaba. Además era coronel del ejercito inglés y estaría acostumbrado al mangoneo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No es de extrañar, durante mucho tiempo medio mundo fue suyo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antorelo, es sabido que los ingleses fueron amos de medio mundo y sus museos están repletos de piezas, pero lo llamativo de la entrada es como el ornitólogo Richard Meinertzhagen se las estaba "mangando". Quizás pensaba en aquello de "Quien roba a un ladrón tiene 100 años de perdón".
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué entrada más interesante, es un privilegio de pocos adentrarse en el "fondo del armario" de un museo, siempre hay por descubrir maravillas. Me ha recordado tu aportación, cuando de pequeña visité el Alcázar de Segovia, mi tierra, y nos dijeron que solo se enseñaba al publico algunas estancias y objetos de valor, pero que había maravillas que no estaban al público en general. Siempre tuve l a curiosidad de comprobar que se esconde tras algunas puertas de uno de los monumentos más importantes de España. Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Lumi, los museos tienen mucho material que no exponen y también sin ni siquiera catalogar que los amigos de lo ajeno, como el militar y ornitólogo Richard Meinertzhagen, están deseando de ponerle la mano encima en beneficio propio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. En Granada tenemos un magnífico museo de historia natural cerrado, la desidia y el abandono por parte de los responsables culturales y políticos no lo arreglan porque no hay ni cuatro euros que es el coste para poderlo abrir.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Emilio, esperemos que no tengais ningún Richard Meinertzhagen que se esté llevando lo que el museo granadino tenga en sus vitrinas. Cerrado es más fácil que desaparezcan cosas y cuando se intente reabrir no haya nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ya se ha dicho en los comentarios, los ingleses se llevaron Egipto, se lo han llevado todo, eso lo llevan en la sangre. Pero dejando aparte a los hijos de la perfidia albión, tu entrada ha resultado muy interesante. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, Ester, que salvo Cayetano ninguno de los comentarios anteriores hace mención de Richard Meinertzhagen, personaje que perpetró numerosos robos de ejemplares en el museo y que ha dado origen a esta entrada.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. No lo dice el Sr. Bryson en su relato, pero quiero pensar que cuando el museo adquirió aquellas caja con la colección hurtada, lo hizo a titulo de donación.
    Como dice Cayetano, ¡Qué cara!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible, Bryson no lo especifica. En el mismo capítulo habla de otro "señor" mayor de edad que robaba objetos introduciéndolos en las patas huecas de un andador que usaba.
      Parece que estos hurtos son más habituales de lo que parece.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Un chorizo en toda regla... culto... pero chorizo jajaja..
    Un saludo.
    elperroverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los peores, además nunca llegan a pagar por lo que hacen.
      Aquí, en España, tenemos muchos ejemplos.
      Salud(os).

      Eliminar
  8. Hola Antonio:

    El Meinertzhagen este es más listo que el hambre. No sabe ná. Me he reído con lo que hizo, que cara más dura.

    Pero no creo que sea el único. No me extrañaría que en más museos hubiera cosas expuestas que no correspondan al autor y que solo lo sepa el propio autor. No se si me explico.

    Ya es grande el museo para tener 70 millones de objetos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era militar además de ornitólogo y una persona muy polémica. La cara la debía tener como el hormigón armado.
      El Museo de Historia Natural de Londres debe de ser algo extraordinario, yo no lo conozco, para que te hagas una idea puedo decirte que la sala del alcohol tiene 24 kilómetros de estantería con animales conservados en en alcohol metilado. No me he equivocado, 24 kilómetros. Me cuesta tanto admitirlo que imagino que será de entrepaños, osea que si tiene tres entrepaños habría que dividir por tres la longitud, pero es solo una suposición.
      Un fuerte abrazo, Ángel.

      Eliminar
  9. En cualquier caso, Antonio, el Museo de Historia Natural de Londres es algo extraordinario (como otros de esta ciudad de museos). Si ya el propio edificio llama la atención, lo que hay dentro deja boquiabierto al visitante; todo está colocado de modo exquisito (en esto reverencio estilo británico). Y además con el centro Darwin y el estudio David Attenborough... Una pasada.

    http://www.viajeporlondres.com/londres/museos/historianatural/historianatural.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que lo conoces bien. Tiene fama de ser uno de los mejores cuidados del mundo. Debe de ser impresionante con 70 millones de objetos expuestos.
      Con respecto a David Attenborough puedo decirte que me gustaban mucho sus programas sobre la naturaleza y en uno de ellos descubrí por primera vez internet. Me quedé maravillado, por aquel entonces yo tenía un Spectrum y no tenía ni idea de que existiera una red informática a nivel mundial.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Un Ornitólogo con las manitas más bien largas, aunque mirándolo por la parte positiva, al menos devolvió las piezas que se había "llevado prestadas" ....pero vamos, que la poca vergüenza no se la quita nadie y que era un chorizo, tampoco.
    Conozco el museo, Antonio, en el tiempo que viví en Londres lo visité en varias ocasiones, porque merece la pena. Sólo arquitectónicamente ya te quedas con la boca abierta, pero todo lo expuesto, es bien curioso de ver. Y aunque haya objetos por los que no hayas mostrado anteriormente ningún interés, te aseguro que allí te quedas sorprendido.
    Totalmente recomendable.
    Besotes, mi niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hija me habla de la gran cantidad de museos que hay en Londres, ella ha vivido en Manchester y ha visitado Londres en varias ocasiones. Yo he navegado por medio mundo pero nunca he estado en Londres.
      Bueno, algo hay que tener pendiente para cuando llegue la jubilación.
      Un fuerte abrazo, Nuria.

      Eliminar
  11. Impactante hall y unos fondos, desde organismos microscópicos hasta mamuts, que logran asombrarnos, tanto como la historia que nos acercas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le comento a Nuria, que tengo pendiente una visita a Londres y poder visitar los muchos museos que tiene. Este, a tenor de las fotos que veo en internet, debe de ser impresionante.
      Gracias por tu visita y comentario, he estado en tu blog y me ha gustado mucho. Seguiremos viéndonos por allí.
      Salud(os).

      Eliminar

Gracias por tu comentario.