Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

20

Transformaciones.

Publicado el lunes, 28 de abril de 2014 -

Quienes visitan este blog, con asiduidad, saben que de cuando en cuando protagonizo una «espantada» y dejo de mantenerlo.

El motivo de esta discontinuidad es mi profesión. Unas veces porque estoy navegando y no tengo conexión a internet y otras porque el excesivo trabajo me lo impide.


Vista desde proa.


En el sector naval las prisas son una constante. Además existe la máxima de que si un barco tiene un millón de horas, puede terminarse en una hora con un millón de operarios. Es un disparate tan grande como afirmar que si una mujer puede tener un hijo en nueve meses, nueve mujeres podrían tenerlo en un mes.

Actualmente estoy trabajando en el barco que ilustra esta entrada. Es una transformación. Se ha cortado por la mitad y se le ha añadido un bloque de nueve metros. Así que ahora tiene nueve metros más de eslora.


Vista desde popa.

Estas transformaciones son una bendición para quienes nos dedicamos a este sector. Necesitan mucha mano de obra y hacen que vayamos «capeando el temporal» en estos tiempos de crisis. Aunque supone tener que desplazarse muy lejos de casa y que fiestas tan notorias, como Semana Santa, pasen como cualquier día del año.


Dándole agua al dique.

Dentro de unos días volveré a cambiar de destino para trabajar en una nueva obra. Espero disponer de algo más de tiempo y volver a la normalidad.

20 comentarios :

  1. Me he acordado de ti, y he venido un par de veces a ver si había novedades y no me había enterado, quise dejarte un saludo pero apareció el Captcha y no puede. Celebro que estés bien y trabajando como había supuesto. Ya nos mostrarás la popa, la proa se ve reluciente. Un abrazo y a ojala el trabajo no falte.
    Sigue estando el caza robots, voy a intentar dejar el mensaje espero poder hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester. Yo os sigo leyendo en el móvil, a la hora de la comida o por la tarde, suelo pasar revista a los blogs que sigo, vía RSS, pero comentar me custa mucho con el teclado del móvil.
      El "caza robots" lo tengo puesto debido a la gran cantidad de comentarios spam que entran. Como ahora no entro con la asiduidad acostumbrada, el Captcha se hace necesario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Tal y como están las cosas, tener trabajo, aunque sea en el fin del mundo, es una suerte.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Emilio, y a mi edad, tener trabajo, la suerte es doble. Esperemos que se prolongue los cinco años que me quedan para jubilarme.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Mi querido Antonio, que alegría verte de nuevo. Vine en varias ocasiones por si no estaba recibiendo las actualizaciones, pero ya comprobé que no había movimiento.
    Me alegro que la ausencia sea por trabajo. Por cierto, muy interesante que un barco se pueda cortar y añadir, vamos ni se me había pasado por la imaginación.
    Besotes, mi niño, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si... los barcos se manipulan como cualquier objeto y se agrandan o achican dependiendo de las necesidades del trabajo que realicen.
      Ahora que estoy lejos de casa, cada vez que paso por tu blog, se me caen dos lagrimones cuando veo los platos que preparas. Si no comento es porque me cuesta mucho trabajo desde el móvil.
      Besos.

      Eliminar
  4. Pues es buena cosa tener trabajo en cualquier ramo y en el sector naval, con tan escasa carga de trabajo por la competencia de los países en desarrollo más aún.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una verdadera suerte. El sector naval siempre ha estado en crisis. Incluso cuando las cosas marchaban viento en popa para el país, el sector naval tenía regulaciones de empleo y penurias. Así que ya te puedes imaginar como es la circunstancia actual.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hoy tener trabajo es de afortunados, así que... primero la profesión y luego la devoción.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una frase muy castiza y apropiada. A ver si los cinco años que me quedan, para jubilarme, consigo pasarlos ocupado. Después, ya tendré tiempo para el blog y "contar batallitas".
      Un abrazo, Cayetano.

      Eliminar
  6. Hola Antonio:

    He venido alguna que otra vez al blog y no veía novedades, me imaginaba que esta era el motivo.

    Me ha sorprendido que un barco se pueda cortar por la mitad para añadirle mas metros. Habrá mucha chapa para soldar (o atornillar, no se como irá) y muchas instalaciones nuevas que añadir. ¿La estructura del barco no se ve afectada? Está claro que un barco no es un edificio y puede ser que haya dicho un disparate.

    No me imagino cortando una casa por la mitad para añadirle un trozo más. Pero está claro que un barco no es una casa. Aunque supongo que ese corte si se le podría hacer a una nave de perfiles metálicos, añadiendo nuevas instalaciones. Al final tiro para mi sector, estructuras e instalaciones.

    Pues para tu consuelo de haber pasado la Semana Santa lejos de casa y como si fuera cualquier día más del año, para otros que tratamos de buscar el trabajo que no hay, aunque estemos en casa, la Semana Santa y cualquier otra época del año para como cualquier día del año.

    Esperemos lleguen tiempo mejores.

    Un abrazo, estés donde estés, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángel.
      Aumentar la eslora de un barco es algo bastante corriente.
      El trabajo que origina es tremendo y le afecta a todos los gremios.
      Imagínate la cantidad de cables y circuitos que se ven afectados. Unos cables se desconectan y retranquean, otros se empalman, otros no hay más remedio que renovarlos y ponerlos nuevos, los servicios aumentan y en general los problemas que surgen son muchos. Además todo hay que adaptarlo a las nuevas normativas, que no estaban vigentes cuando el barco se hizo, hace años.
      Por eso digo que estos trabajos son una bendición. La mano de obra que necesitan es muy alta.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Hola Alicia, gracias por tu visita y comentario.
      Es verdad que me gusta mucho mi trabajo. A ver si me dejan jubilarme en activo, porque cada día cuesta más mantener el puesto. La crisis ha hecho estragos en el sector naval.
      Saludos

      Eliminar
  8. He pasado a saludarte, a desearte que los vientos te sean favorables y a dejarte un abrazo. Ahora voy a enfrentarme con el Captcha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, Ester, no sabes cuanto agradezco los comentarios como este.
      Tengo pensado hacer propósito de enmienda y retomar las entradas del blog escribiendo algo cada semana.
      Espero poder conseguirlo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Ayer se me olvidó que hoy era San Antonio, ¡Felicidades! si lo celebras hoy y un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Ester.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. El arreglo de este Barco no quedo my bien!!!

    ResponderEliminar
  11. El arreglo de este Barco no quedo my bien!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.