Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

8

El farero y su lindo gatito.

Publicado el domingo, 15 de junio de 2014 -

En el año 1894 se construyó un faro en el estrecho de Cook, concretamente en la isla Stephens, debido a la peligrosidad que representaba la navegación entre las islas Norte y Sur de Nueva Zelanda.



El farero destinado a su servicio se llevó consigo a su mascota, un gato que no paraba de traerle unos extraños pajaritos que capturaba en la isla. Algunos conocimientos de ornitología debía de poseer, el farero, ya que envió varios especímenes, de los que capturaba su gato, al Museo de Wellington.

El director del museo se emocionó mucho, al ver los ejemplares, ya que pertenecían a una nueva especie de reyezuelo no volador, desconocido hasta entonces. Tenía la particularidad de ser el ave más pequeña, no voladora, descubierta hasta el momento.




Inmediatamente partió hacia la isla para ver, «in situ», a las aves y catalogarlas debidamente.

Cuando llegó, el gato, había acabado con todos y lo único que pudo recuperar fue el cadáver de 12 ejemplares, que se encuentran disecados y expuestos en el Museo de Wellington.

Esta es la historia más rápida, que se conoce, del descubrimiento y desaparición de una especie animal. Fue catalogada como «Xenicus de Lyall».

Fuente: «Una breve historia de casi todo» -Bill Bryson- RBA 2004 ISBN 9788478711758

8 comentarios :

  1. Un gato peligroso -más que la navegación por aquel lugar- que pudo cambiar el equilibrio ecológico de la isla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero con la ayuda de la estupidez del humano que lo introdujo allí.
      Un fuerte abrazo, Cayetano.

      Eliminar
  2. Pues ya que parecía tener cierta idea sobre ornitología y había avisado a los ornitólogos, ya podía haber tenido más cuidado con su gato, No es la primera especie que por la Oceanía la introducción de especies depredadoras acabó con especies autóctonas,
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo ocurrido en Oceanía con la llegada de los occidentales es uno de los episodios más lamentables en la historia de la humanidad.
      Salud(os).

      Eliminar
  3. Curiosa y a la vez triste historia. Ya se sabe, que la ignorancia(aunque sea gatuna), no es una especie muy recomendable.
    Gracias por la visita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta anécdota es citada frecuentemente como uno de los atentados más graves y estúpidos cometidos contra la naturaleza recientemente.
      Salud(os)

      Eliminar
  4. todos los dias, desaparecen especies y todos los dias aparecen nuevas plagas, esto es un rompecabezas que nadie entiende. la naturaleza es sabia y ordena a su capricho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, los destares ocasionados por las personas son muchos pero, que yo sepa, nunca con la gravedad y estupidez de esta anécdota.
      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.