Arroyo Tagarete

Torre del Oro

Puentes Delicias y Centenario

Monumento a la Tolerancia

Triana

Plaza de España

5

Dame galletas.

Publicado el sábado, 1 de agosto de 2015 -


¡Dame galletas! decía el "Monstruo de las galletas", aquella especie de manopla azul con ojos saltones y una boca enorme. También, nuestros navegadores, andan por la red pidiendo galletas en cada dirección que visitan. ¡Dame cookies!, ¡Dame cookies!.

Las cookies (las galletas) son una bendición divina. Gracias a las cookies podemos usar twitter, facebook, blogger... y gracias a ellas es posible el comercio electrónico, el uso del correo web (gmail, hotmail, yahoo) etc. Enumerar todas las posibilidades de uso de las cookies generaría una lista larguísima.



Las cookies llevan con nosotros más de veinte años y se implementan en todos los navegadores. El primer navegador que las usó fue Netscape y su creador es el programador Lou Montulli, que por aquel entonces trabajaba en un sistema que hiciera posible el comercio electrónico usando un navegador. Es decir, un sistema que permitiera simular un "carrito de la compra", donde se fueran añadiendo productos para finalmente realizar el recuento. Actualmente, su uso abarca un campo mucho más amplio. Todo es cuestión de ingenio.

Lou Montulli

Un buen día, los políticos, se enteraron de la existencia de las cookies y en lugar de dedicarle una calle o una plaza en cada ciudad del país, a Lou Montulli, se metieron a ponerle puertas al campo y a regular algo que se regula por si mismo. Si usted no quiere que lo reconozcan, no introduzca su nombre y dirección en ningún sitio. Las cookies son incapaces de saber quien es usted, si usted no se lo dice.

Las cookies son archivos de texto plano, totalmente inofensivas y lo único que hacen es recordar su navegador. Si usted cambia de navegador, se encontrará que de nuevo tiene que introducir la clave en cada sitio que visite, porque lo único capaz de identificar una cookie es su navegador. Para que una página le identifique con su nombre y apellidos, usted tiene que introducírselos manualmente, como hace con su cuenta de Gmail o Facebook.

Toda la perorata anterior, viene motivada porque hace unos días me he encontrado con un cartel absurdo, en el blog, notificando que blogger usa cookies.¡Como si nadie lo supiera!. Ya sé que Blogger ha puesto este cartel para cumplir con una legislación con la que ellos tampoco estarán de acuerdo, pero me ha molestado verlo anunciando algo que todo el mundo conoce.

El cartel es bastante "feote", así que me he entretenido viendo la forma en que lo han introducido y le he cambiado la estética con unos colores más acordes con el blog y dándole algo de estilo a los botones.

No aconsejo a nadie que elimine el aviso, ya que si Blogger lo ha puesto es porque algo habrá ocurrido para que, de pronto, decidan cumplir con unas "recomendaciones", de la LSSI, que estaban en vigor desde hace bastante tiempo. Al contrario, quizás tenga usted que decir que además de las cookies de Google usa otras cookies, ya que esos "widgets" que añadimos en la columna lateral añaden sus propias cookies. Son esos contadores de visitas adicionales, los geolocalizadores, ese relojito tan bonito, etc.

Bueno... por lo menos el "cartelito" ha servido para que haga una nueva entrada. Últimamente tengo el blog muy abandonado.

Fuentes: Wikipedia y Blogpocket

Adenda: He mirado la caducidad de la cookie "displayCookieConsent" que es la que Blogger añade cuando alguien pulsa el botón de "Entendido" y dura un año. Así que cuando picamos en "Entendido", el cartel, no vuelve a salir hasta dentro de un año. Si no cambias de navegador ¡claro!.

5 comentarios :

  1. Ohh, que sorpresa, has entrado en el blog jeje. Yo estoy a medio gas de vacaciones, he dejado las entradas programadas y cuando tengo conexión y tiempo comento.. Feliz verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mio no tiene perdón. Todos los días me digo: Tengo que actualizar el blog, que pasarme a ver lo que escriben los amigos y... nada de nada.
      Hoy que es sábado me he tomado algo de tiempo y he hecho esta entrada un poco enfadado con el cartelito de marras.
      Bueno, Ester, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Pues esperemos que su próxima entrada se produzca antes del vencimiento de la cookie que acabo de cerrar, que una vez al año no hace daño, pero se hace esperar usted demasiado.
    Bienvenido y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muy perdido estás, Antonio. Creo que mi ordenador las pide antes de un año. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo llevo un empacho de galletas de esas que no veas. Lo que he observado es, que desde que sale el cartelito de las narices, tengo una jartá de visitas en en La Bodeguita de gente de los Estados Unidos de Norteamérica del Norte. Al final los conspiranoicos van a tener razón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.